Grecia hizo mal, Suecia le sigue

hellasLa corrupción se asocia generalmente con políticos tramposos, delincuentes fiscales y blanqueo de dinero. Pero se contribuye ‘igual de mucho’ a la corrupción en nuestra sociedad cuando se paga en negro reparaciones de coches y a dentistas o se cobra subsidio de baja por enfermedad aunque realmente se esté trabajando y recibiendo sueldo.

En Suecia no somos dependientes del fraude para sobrevivir. Pero ¿qué pasa si el fraude se pone en sistema, y ’servicios en negro’ se convierten en una parte natural de nuestra sociedad?

Es entonces cuando se vuelve como en Grecia.

Una razón importante de la crisis griega es precisamente que la corrupción pudo extenderse – en todas las clases sociales.

Los mandatarios griegos querían crear una sociedad en la que ellos mismos pudiesen robar para sí mismos sin ser pillados. Para tener éxito sobornaron a su pueblo con beneficios y subsidios y crearon cientos de miles de empleos públicos. Todo el mundo sería feliz.

Al mismo tiempo se suavizaron los sistemas de control y se crearon lagunas/huecos en leyes que impedían eel fraude fiscal. Se convirtió en legítimo el engañar – incluso en el día a día.

Entre otros se volvió más barato el aparcar mal, y cuando la gente construía casas sin permiso de construción, no pasaba nada. La consecuencia fue que la mentalidad de la gente cambió. Se convirtió en praxis el hacer caso omiso de las leyes y el engañar para obtener beneficios personales.

Cuando los problemas comenzaron a acumularse en el sistema escolar, en la atención sanitaria y en la economía, todos se preguntaban, ¿dónde está el Estado? La mayoría se encuentran todavía pasivos y se preguntan, sin comprender, o no tienen fuerzas para preocuparse sobre que la responsabilidad en realidad se encuentra en ellos mismos. Que son ellos los que son Grecia.

La primera vez que busqué trabajo en Suecia – a través de la oficina de empleo, recibí un trabajo negro. De acuerdo con el empleador, era normal currar de prueba tres jornadas de a doce horas de forma gratuita para luego trabajar los sábados y domingos, doce horas cada vez por 800 coronas por fin de semana. Negro.

Y cada vez que busco alojamiento/vivienda se aplica el mismo deshonesto principio, nunca hay contratos válidos y los pisos se alquilan sin permiso.

Ahora quizás piensas que es así como aparenta.

Y ahí tenemos el problema, cuando pensamos que un poco de trampa no es tan peligroso – nos adaptamos lentamente a una sociedad cada vez más corrupta.

Piensa en esto la próxima vez que obtenegas tus paredes pintadas o el inodoro cepillado por trabajadores ‘negros’ (que trabajan ‘en negro’). El dinero que ahorras haciendo trampa es dinero que habría pertenecido a la Tesorería. Dinero que forma la base para la economía en la que nuestros hijos crecerán.

Piensa en ello! [“Grekland gjorde fel, Sverige följer efter” / edición impresa, metro.se]

*** (El que escribe el artículo original que traduzco, por el nombre, Ioannis Soleas, suena a griego.)

Miles de muertos reciben jubilación en Grecia

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*