España y Grecia ‘deberían salir de la zona euro’, suspender pagos e ‘investigar qué deuda es ilegal’

EU-Map1Durante los últimos meses muchas han sido las voces que han reclamado una salida de Grecia de la Eurozona. Lo raro es que alguna proceda de la misma Atenas y vea la vuelta al dracma como positiva. Esa es la convicción de Aris Hatzistefanou, una de las voces más autorizadas para hablar sobre la crisis helena. Sus dos documentales sobre la depresión de su país, ‘Debtocracia’ y‘Catastroika’, rodados junto a su compañera Katerina Kitidi, han sido vistos por millones de personas en todo el mundo a través de Internet, donde se pueden encontrar gratuitamente. Esas investigaciones le han hecho denunciar una crisis artificial creada por la estructura de la Eurozona y la voluntad de los mercados internacionales. Por eso no se considera un radical cuando habla de la necesidad de nacionalizar los bancos del país.

¿Por qué Europa ha sido hasta ahora incapaz de acordar soluciones eficaces para la crisis? Porque las soluciones eficaces pasan por que el gobierno alemán abandone su política de control sobre la periferia europea. Deben entender que la única solución para la economía comunitaria es tener un estado federal como en Estados Unidos, con una política fiscal común. De lo contrario se debe romper la Unión Europea. No puede darse una unión monetaria sin que se dé una unión fiscal y política. Tampoco es factible una moneda sin estado.

¿Volver al dracma es una solución real para Grecia? No sólo para los griegos, España y los demás países de la periferia europea deberían afrontar una suspensión de pagos real e investigar qué parte de la deuda es ilegal. La economía de nuestros ciudadanos no puede ser destruida sólo para devolverle el dinero a algunos bancos y acreedores extranjeros. El siguiente paso es salir de la Eurozona como ha sido concebida hasta ahora y retomar el control de nuestra política económica. Esto supondrá muchos problemas para lo bancos y el siguiente paso debe ser nacionalizar el sector.

[…] [Héctor Estepa/elmundo.es/elmundo/2012/11/20/economia/]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*