El pais en crisis Islandia ha surgido de las cenizas

EyjafjallajokullIslandia fue la primera víctima de la crisis financiera global. La economía cayó profunda- y duramente. Hoy ha resurgido, la población de bacalao y caballa crece y el país paga la préstamos de crisis prematuramente. Arbe Bengtsson del Utrikespolitiska institutet escribe sobre cómo Islandia ha retornado.

El desempleo disminuye, el poder adquisitivo aumenta y la carga de deuda de los hogares se ha vuelto más manejable en Islandia.

Pero es solitario fuera en el Atlántico Norte y la corona islandesa es vulnerable. La pesca, el turismo y las exportaciones de aluminio deben ir bien para que la recuperación vaya a continuar.

La catástrofe llegó como un terremoto islandés en octubre de 2008.

El mercado de inmuebles y los grandes bancos colapsaron, la corona se desplomó, empresas cayeron y los islandeses perdieron empleos, salarios y ahorros.

Pero cuando la corona perdió la mitad del valor obtuvo la industria del pescado prácticamente el doble de pago por las exportaciones, que se vendían en moneda extranjera.

Y a diferencia de la vacía burbuja financiera de los bancos estaba el mar lleno de riquezas. Cuando el PIB de Islandia creció un 3 por ciento el año pasado, más o menos correspondía al valor del aumento de las exportaciones de caballa. Y la población de bacalao es mayor ahora de lo que lo ha sido desde 1985.

El profesor de economía Gylfi Zoega ha declarado este año que la crisis ya ha pasado, aunque los estándares islandeses no están todavía de vuelta a los niveles de 2007. Pero entonces las personas vivían de préstamos, ahora deben vivir a un nivel que puedan pagar.

Muchos habían sacado grandes préstamos en euros, dólares o libras. La caída del valor de la corona amenazaba por lo tanto llevar a la ruina financiera en las familias donde los salarios caían mientras que los precios subían. La revolución de las cacerolas a principios de 2009 dio sin embargo a Islandia un gobierno de izquierdas que quería impedir que los perceptores de pequeños y medianos ingresos tuviesen que ser desahuciados.

Los préstamos de crisis que Islandia recibió del FMI y de los países nórdicos vinieron con exigencias de recortes presupuestarios, pero el gobierno aumentó aún así los gastos destinados a los sistemas de protección social en 2009 y 2010. Grandes sumas se utilizaron para diversas formas de asistencia a los prestatarios en crisis.

Por eso se han exigido aumentos de impuestos, y han sido progresivos. La menor carga se ha colocado en los más vulnerables, mientras que personas con salarios altos han sido obligadas a contribuir más.

La disposición a pagar impuestos es sin embargo débil en tiempos de crisis. Muchos han sobrevivido a través de evasión de impuestos, desde empresarios a alquiladores de habitaciones privados del sector turístico en crecimiento.

Hay pues más a conseguir para un gobierno que ahora tiene finanzas estatales tan en orden que paga los préstamos del FMI con anticipación. El año 2014 espera Islandia contar con el presupuesto en equilibrio.

Pero la corona es frágil. Los partidarios de la UE argumentan que es sólo en la UE y la zona euro que Islandia puede obtener una economía estable. Los opositores advierten en su lugar de importar la crisis del euro.

En primavera son las elecciones al Alþingi. Entonces se convertirá la cueston UE realmente caliente en Islandia. [metro.se/edición impresa/’Krislandet Island har rest sig ur askan’]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*