Anticlimax con antipatinaje

Los sistemas de seguridad que existen actualmente en nuestras autocaravanas no mantienen del todo lo que prometen. Los resultados de nuestro test sorprenden negativamente. En dos de las tres autocaravanas no intervino el sistema ESP como se esperaba.

Cuando se está fuera en las carreteras y se conduce se expone uno a sí mismo y a sus pasajeros a un cierto riesgo. Muchos acontecimientos imprevistos pueden terminar en una catástrofe. Un alce sale embalado a la carretera, un conductor que se aproxima se queda dormido al volante, un niño sale corriendo a la carretera. Hay que estar atento y alerta para minimizar los riesgos. Una computadora es mucho más rápida que un cuerpo humano y un ordenador envía señales que hacen las cosas en milisegundos.

Si como conductor de repente se ve uno obligado a hacer una maniobra evasiva y se intenta dirigir alrededor del obstáculo que aparece tan cerca del vehículo que no se tiene tiempo de parar, pues entonces se obtiene ayuda de la computadora incorporada en el vehículo cuyo sistema ESP (esp = programa electrónico de estabilidad ) frena el vehículo, el o las ruedas necesarias para resultado optimizado.

El vehículo sigue siendo controlable, no se va fuera en derrape incontrolable, sino que se deja guiar al carril correcto de nuevo, ahora a velocidad reducida.

El alce puede salvarse sin ser atropellado y el vehículo y sus ocupantes sobreviven también. Las asistencias que el sistema proporciona se efectúan automáticamente. Y ocurre en milisegundos.

Nuevos coches turismo sin sistema ESP apenas pueden ser vendidos y la investigación muestra que ESP es muy eficaz e importante. Esta rankeado como el medio de ayuda más importante en un coche, después del cinturón de seguridad. El mercado, es decir, los compradores, demanda seguridad y por ejemplo EuroNcap que regularmente testea la seguridad de los coches da bajas notas a coches sin ESP.

Por fin comienzan los sistemas ESP a ‘encontrar su camino’ a las autocaravanas. Es motivo de alegría, porque si en algún lugar se necesitan los sistemas es en las autocaravanas. Distancias de frenado más largas, peor agarre de carretera y peor seguridad de choque que los coches sedán, son características de estos vehículos que de ‘tansporte de carga’ los han ‘promovido’ a ‘viviendas rodantes’. Las autocaravanas tienen una distancia entre ejes más larga, más alto centro de gravedad y son más anchas y más pesadas que los coches sedán o automóviles de turismo. Con ello acompañan más largas distancias de frenado y peor respuesta de dirección.

Probamos tres autocaravanas y una caravana donde todos los vehículos estaban equipados con equipos de estabilidad. La caravana con ATC (AL-KO Trailer Control) (Sistema antioscilaciones AL-KO para caravanas) y las autocaravanas con sistema ESP. Las autocaravanas que probamos eran Hymer 678 i, Solifer Finlandia 730 G y Knaus Sky TI 650 MF.

Después de unas cuantas conducciones pudimos leer lo siguiente en nuestro cuadro de datos que montado en el parabrisas del vehículo registra todo lo que ha acontecido: Knaus superó la pista de conos a 67 km/h con la ayuda de la intervención del ESP. Sin ESP (desconectado) superó la misma pista a 63-64 km/h. El inicio del test correspondió en gran parte nuestras expectativas y nuestro conductor Frederick Langerdorf estaba incluso un poco impresionado.

Pero pronto desapareció el optimismo. Solifer superó la pista a 60 km/h. y aquí constatamos con sorpresa que el sistema ESP no se activó. Era pues inútil volver a hacer el intento con el ESP desconectado, ya que no se activaba. El mismo resultado obtuvimos en la Hymer, cuya cuadro reforzado y suspensión delantera hicieron que el vehículo fuese más comunicativo. No fue hasta que patinó fuera de la pista que el sistema ESP del vehículo entró en funcionamiento e influyó en la marcha. La mayor velocidad que la autocaravana Hymer superó en la pista fue de 56 km/h.

Esta experiencia sorprendente nos dejó con preguntas. ¿Por qué no recibe el conductor adecuada ayuda antes de que es demasiado tarde? ¿Por qué no ayuda el sistema ESP ya en la primera curva, donde el vehículo se desliza incontroladamente sobre las ruedas delanteras? ¿Son los vehículos demasiado largos para poder ofrecer sistema ESP eficaz? ¿Obtenemos un resultado diferente, más rápida intervención del ESP con carga en los vehículos? Tendremos que volver para enderezar/tener respuesta a todos estos signos de interrogación.

esp 1

“El sistema debería reaccionar más rápido”

Frederick Engstrand de Hymer:

-El sistema debería ser calibrado de forma que actúe antes.

esp002----

Con la caravana, el resultado fue muy diferente. Conducimos en la misma pista de aeropuerto, remolcamos la caravana, una Cabby 620 con peso en vacío de 1.380 kilos con un VW Touran con 140 CV diesel, tracción delantera y equipado con estabilizador de caravana.

Conducimos a través de una pista de conos donde una maniobra evasiva fue similada y la diferencia con y sin estabilizador es muy grande.

Sin el sistema ATC salen el coche y la caravana casi fuera de la pista. La caravana se colocó transversalmente detrás del coche y se deslizó lejos a la hierba antes de que entrara en el camino correcto detrás del coche. Minutos después conducimos a la misma velocidad y en la misma pista, pero ahora con el sistema ATC acoplado, y el dramatismo brilló pos su ausencia casi por completo. Chirría de los neumáticos de la caravana cuando los frenos se mantienen presionados, la velocidad disminuye y ‘el equipaje’ va seguro por la pista. Todo esto es tan eficaz que es un misterio que todavía se vendan caravanas sin ningún tipo de freno de estabilización. Está disponible como estándar en todos los modelos de Cabby y de Kabe excepto en la serie Classic.

[Husvagn&Camping n.º 11/2012/edición impresa/’’ANTIKLIMAX MED ANTISLADD”]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*