Romped el silencio sobre la Suecia pobre

Yo crecí con una madre sola con tres niños en el suburbio más pobre de Suecia. Una madre heroica que trabajaba en la guardería durante el día y limpiaba por las noches. Una madre que ‘cocinaba sopa con un clavo’* y llenaba el congelador con alimentos de precios de rebaja. Yo crecí en un mundo hacinado sin esquís en vacaciones de invierno, sin casas de campo, sin viajes de vacaciones, sin libros en la estantería, sin visitas a cines, teatros y restaurantes.

En la cultura de la escasez tuvimos que aprender a compartir zapatos y ropa, guardar un pedazo de pan para mañana que sería probablemente más difícil que ayer. Y fue precisamente ese miedo al mañana lo que es la principal maldición de la pobreza. El miedo crónico. El miedo al futuro.

En un tiempo en el que los pobres se vuelven más pobres y los ricos más ricos debemos romper el silencio sobre la creciente desigualdad. A pesar de que en realidad no rima bien con el mito de la Suecia carente de clases. Y esto no es ningún nuevo estornudo, sino una realidad que varias organizaciones han dado la voz de alarma en los últimos años. Una realidad donde no asegurados son obligados a elegir entre medicamentos esenciales de vida y leche para los niños.

Según un informe de la OCDE, Suecia es uno de los países donde la desigualdad de ingresos ha aumentado más desde los años 80. Según el informe de UNICEF sobre pobreza infantil, Suecia se sitúa muy mal cuando se mide a qué profundidad se permite caer a los niños por debajo del umbral de pobreza. Entre 35 países ricos, Suecia se sitúa en el lugar 22 por detrás de países como Polonia, Grecia, Estonia. Según Save the Children la pobreza infantil ha aumentado.

La otra noche lideré yo una conversación acerca de la pobreza en el Dramaten que pronto se transmitirá por Sveriges Radio P1. A través de Twitter invité al público a la escena nacional. Entonces se dejaron oír muchos de ellos. Thomas era uno de ellos. Él quería venir pero no tenía medios para comprar un billete de Kallhäll a Östermalm. Él no pertenece a los grupos que son frecuentes en el debate sobre la pobreza. Él es un hombre sueco de mediana edad que en su desesperación me escribe:

“Me pregunto lo que la gente realmente ve como pobreza en Suecia. Yo mismo he sido pobre durante 24 años y se pone la cosa sólo peor. Ahora me enfrento a la falta de vivienda sin ningún ingreso en absoluto. Busco trabajo que no recibo y por eso no puedo pagar el alquiler y seré desalojado de mi contrato de alquiler de segunda mano. Yo tengo comida en el congelador hoy, pero desaparece tan pronto como yo estoy allí, sin dinero, sin amigos, sin vivienda, sin familiares. La única opción para mí será convertirme en delincuente o suicidarme. Este tipo de pobreza a menudo pasa desapercibida. Escuchamos más acerca de madres solas/solteras, jubilados e inmigrantes. Pero yo como hombre y de 42 años deberé cuidarme de mí mismo. No quiero vivir a cuenta de otros. Quiero trabajar y hacer lo correcto para mí, pero cuando ni siquiera tiene uno medios de sentarse en los medios de transporte de cercanías para buscar un trabajo es difícil.”

La pobreza es una condena por un crimen que no has cometido, ha dicho alguna persona sabia. No es digno del país más equitativo del mundo. [Bryt tystnaden om fattigsverige – Metro]

soppköket utanför Sta Clara kyrka i Stockholm

* Cocer  sopa con un clavo es una expresión tomada de un cuento popular. Trata acerca de un vagabundo que pide a una mujer tacaña que le invite a tomar sopa. El vagabundo tiene sólo una cazuela y un clavo que él comienza a cocer la sopa, pero pide a la mujer si puede conseguir un poco de especias para la sopa. Mediante pedir más y más ingredientes se las arregla para terminar de cocinar una sopa comestible con el clavo.

En sentido figurado, significa la expresión exagerar las ventajas o desventajas al hacer relucir en una alegación un gran número de argumentos, que cada uno de los cuales no son relevantes o superan una revisión, pero que el argumentador estima que juntos constituyen una prueba de que él o ella tienen razón. Comparar con ‘hacer una gallina de una pluma’/’hacer una montaña de un grano de arena’.
El cuento popular es conocido en muchas culturas diferentes. [
Koka soppa på en spik – Wikipedia]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*