Isidro Gelpi alcanzó las 5 mil subidas al Cerro de la Cruz

A los 82, ya subió 5 mil veces un cerro para homenajear a su hijo

  • Las cenizas de su hijo Raúl están en un cerro cordobés al que vuelve todos los días.

  • Para llegar allí recorre un sendero de 2.200 metros.

Isidro Gelpi, su gran corazón y sus piernas de hierro desafían a la naturaleza . Todos los días, a cualquier hora, desde hace 24 años. Los 2.200 metros de ascenso en este sendero empedrado y dificultoso no son un obstáculo para este súper abuelo que el mes pasado sopló 82 velitas. Dos cuestiones lo movilizan: el recuerdo de su hijo y el amor por el deporte. “La de hoy es la subida número 5 mil al cerro. Es especial porque ayer fue la fecha de cumpleaños de Raúl, el ángel que me acompaña todos los días . Sus cenizas están en la cruz, allá arriba”, le cuenta a Clarín Isidro, mientras señala hacia el cielo en plena trepada.

CerrodelaCruzVillaCarlosPaz

liveargentina.com/villacarlospaz/CerrodeLaCruz.php

La historia de este verdadero atleta de la tercera edad enorgullece a todos. “Viene siempre, haga frío o calor. El señor ha llegado a subir la montaña hasta cuatro veces en un día”, describe un vecino. “La montaña” es el Cerro de la Cruz, ubicado a unos mil metros de altura sobre el nivel del mar y enclavado en la pintoresca localidad de Villa Carlos Paz, a 30 kilómetros de la capital cordobesa.

La subida de ayer estuvo llena de emotividad y recuerdos para este jubilado (“canillita por elección”, acota) que nació en el partido de Avellaneda, en el sur del Gran Buenos Aires. “Mirá, este pantaloncito celeste que tengo puesto era de mi hijo, lo usaba él cuando salía a correr. Para mí es un verdadero tesoro ”, dice Isidro.

Raúl murió a los 26 años en 1988, a causa de un accidente.

“Me dejó el mejor regalo, dos nietos hermosos” , describe. La misma tarde que murió el segundo de sus hijos, Isidro subió al Cerro de la Cruz y esparció sus cenizas allí, al pie de una enorme cruz de hormigón de más de 18 metros de altura que se encuentra en la cima y que fue inaugurada en 1934.

“Desde aquel día empecé a subir siempre. Acá me siento pleno y libre, bien cerquita de él ”, relata, con semblante orgulloso. […] [POR LUCAS CRUZADO/clarin.com/sociedad/subio-veces-cerro-homenajear-hijo]

isidro gelpi

villa_carlos_paz_aerosilla_cerro_de_la_cruz

Esto me recuerda y mucho lo mal que lo pasamos cuando murió nuestra perra pinscher y lo que sentimos cada vez que visitamos el lugar donde la enterramos.

loli1-

loli7--

 lolitas grav1

lolita ----

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*