CEO de Volvo Stefan Jacoby despedido

Por eso es Jacoby despedido
stefan jacobyLa noticia de que Stefan Jacoby es despedido fue muy sorprendente. Fue además aún más sorprendente que la causa no fue el derrame cerebral (stroke) que sufrió el jefe de Volvo hace un mes.
Las razones deberían en su lugar ser la mala rentabilidad – y que las ventas en China no han seguido el plan.
Ambas razones pueden ser del todo correctas, pero es imposible librarse de la sospecha de que el cambio repentino en la cima de Volvo también puede haber sido impulsado por otras razones – propuestamente el conflicto entre Jacoby y el vicepresidente Hans-Olov Olsson.
Si se va a defender a Stefan Jacoby – y hay realmente razón para hacerlo – cuelga la escasa rentabilidad estrechamente vinculada a las débiles ventas en Europa, que a su vez se debe a que una serie de mercados han colapsado.
Obviamente debería Volvo PV también haber sido más exitosa en China, pero como siempre hierve el problema de un fabricante de automóviles abajo hasta los propios coches – algo que en general se aplica también a todos los demás mercados.
Volvo no tiene ningún coche nuevo, moderno y grande para ofrecer a los clientes chinos, que son cada vez más sensibles a comprar lo último de lo último. El modelo XC90 va después de diez años rápidamente cuesta abajo, el V70 no es nada para China y el S40 de producción local se encuentra camino a desaparecer. También el de igualmente de fabricación local S80 pronto recibirá un lavado de cara, pero también está empezando a pasar la fecha de consumo preferente. Al mismo tiempo están los dos modelos producidos en Bélgica en los que Volvo ahora pone sus esperanzas – XC60 y S60 – cargados con aranceles altos al importarlos a China.
Jacoby bien podría haber firmado su propia despedida cuando mudó adelante el objetivo de ventas para China de 200.000 automóviles de 2015 a 2020.
Pero los problemas de modelos rápidamente ‘envejecientes’ está también detrás del desplome en Europa. Los modelos 70, 80 y 90 se describen como fríos y desgraciadamente no serán reemplazados hasta después del 2015.
Con gran probabilidad debe más dinero de inversión utilizarse ahora para el mercado, en términos de apoyo a concesionarios que para el desarrollo de nuevos modelos – un camino que siempre es arriesgado.
Al final, la pregunta es cuánta culpa tiene Stefan Jacoby en la escasa rentabilidad de Volvo PV y las bajas ventas en China. Después de todo, la junta directiva ha estado en el mismo barco durante el viaje.
Cuando Jacoby vino a Volvo PV era él justamente el CEO que la empresa necesitaba, después de años de mala gestión del antiguo propietario Ford. Él es un verdadero ‘bilman’/’hombre coche’ (leer hombre capacitado y con experiencia en el gremio automotriz), atento con detalles, sabe poner una estrategia y ha fundido entusiasmo en la organización.
Ahora será tarea del miembro de la directiva Håkan Samuelsson (nombrado ahora nuevo CEO de Volvo PV) ser exitoso con el plan que se considera que Jacoby ha fallado. 
Por lo menos él parece tener el oído de la junta directiva, pero agún camino fácil hacia un futuro brillante sin duda no lo será. [di.se – Kommentar: Därför får Jacoby sparken]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*