Pofoma recuperó al menos 250 animales silvestres de ferias

ANIMALES SILVESTRES MUERTOS, QUE ERAN EXPUESTOS EN EL ALTO.Zorros, yacarés, lagartos, víboras y boas, huevos de suri y plumas del mismo animal fueron rescatados antes de ser expuestos a la venta en la feria de El Alto.

Por lo menos 250 animales silvestres entre vivos y muertos que pretendían ser comercializados en diferentes ferias de las ciudades de La Paz y El Alto fueron rescatados el pasado fin de semana por la Policía Forestal y Medio Ambiente (Pofoma).

Aparte también se recuperó plumas y huevos de suri, según explicó el director departamental de Pofoma, mayor Octavio García.

El principal lugar de incautación fue la feria 16 de Julio de El Alto donde Pofoma y Animales SOS procedieron a realizar el operativo.

El rastrillaje se lo ejecutó a primera hora de la mañana del domingo con el objetivo de desarticular a personas que se dedican a la comercialización de animales que se encuentran en peligro de extinción y también aquellos que los utilizan vivos para la medicina alternativa.

“En la pesquisa hemos recuperado animales en peligro de extinción, algunos que se encontraban vivos y otros que ya estaban muertos”, reiteró García.

Las especies encontradas fueron: zorros, yacarés, lagartos, víboras, boas, huevos de suri, y un caparazón de suri íntegro que pretendían comercializarlo.

Según explicaron los visitantes a la feria 16 de Julio, los lagartos son adquiridos para la práctica de la medicina tradicional o prácticas de brujería.

En cuanto al cuero y plumas de suri, estaban siendo comercializados por piezas.

En caso del cuero porque se cree que cura luxaciones o fracturas y los hematomas (golpes).

Las plumas mayormente son usadas para el ornamento de disfraces folklóricos.

La autoridad policial detalló que en este operativo se decomisó: una tortuga (disecada), un yacaré (disecado), dos víboras y una boa (disecados), dos cabezas, una cola y el cuero de zorro andino, un cuero completo de suri (aves nativas parecidas al ñandú), cuatro huevos de suri, un cuero íntegro de puerco espín y más de 250 lagartijas entre vivas y muertas.

Las condiciones en las que fueron encontrados estos animales eran infrahumanas porque se encontraban acopiados en cajas de cartón y envases de vidrio, que no son parte de su hábitat natural. […] [eldiario.net/noticias/]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*