Detroit, una ciudad en decadencia

El fotógrafo Urban Andersson y yo informaremos durante algo más de una semana desde Detroit, una ciudad que se ha vuelto escasamente poblada.

La población se ha reducido a la mitad, villas que una vez pertenecieron a trabajadores que se encontraban bien en las fábricas de automóviles están vacías, rascacielos son cáscaras vacías, fábricas abandonadas se encuentran en estado de decadencia.

Detroit sufre el mismo problema que muchos municipios rurales suecos. Pero aquí es el problema diez veces  mayor, cien veces más grande.

CASAS_POR_1_DÓLAR

Detroit area for $100

182 Properties for sales for less than $1,000

Pryor Street, Detroit: ¿Quieres comprar una casa por un dólar? Una casa por 250 dólares? Por 100 dólares? OK, dame un dólar y recibes una casa con jardín!

Ian Whitelaw conduce su Cadillac a través de la parte este de Detroit y luego hacia el norte. Para un corredor de inmobiliaria es un viaje a través de los nueve círculos del Infierno, y cada círculo está marcado por una carretera de circunvalación, la primera, segunda, tercera … Primero al norte de Eight Mile Road se estabiliza la ciudad y los barrios marginales cesan.

El corredor inmobiliario Ian Whitelaw muestra la casa en Pryor Street que cuesta un dólar.

La casa por un dólar está ubicada en 9385 Pryor Street, es blanca, de madera, y ha estado vacía desde el 2006. Si estoy dispuesto a invertir un dólar es la casa mía, no hay puntos de fricción, ningún fraude, dice Ian, aunque la casa es, por supuesto, orientada a los que en Suecia llaman ‘manitas’.

En una inspección más cercana, está más allá de la salvación. Pero un terreno de villa cerca del centro bien puede valer un dólar?

Mientras discutimos el asunto para repentinamente un coche en la calle, da marcha atrás y toma una carretera diferente.

– Probablemente pensaron que éramos policías, dice Ian.

Luego viene el viejo de la destartalada casa de al lado, él está borracho, se tambalea adelante por la calle, pregunta que qué tenemos que hacer aquí, no parece entender la respuesta, sigue su tambaleo hacia adelante. Son las 10:50 de la mañana.

Haciendo caso omiso de gángsteres locales y borrachos como vecinos debería la casa valer más que un miserable dólar?

Lo único que viene adicional es el impuesto a la propiedad de 663 dólares. No suena tan peligroso. Pero, pregunta Ian, ¿estás dispuesto a pagar ese monto año tras año? En diez años resultará en 6 630 dólares. ¿Por qué? Por un terreno que nadie quiere, que no puedes utilizar para nada.

Ian conduce despacio a través de barrios donde sólo cada quinta casa está habitada. Jardines y aceras con mala hierba, casas tabladas – destruidas, vandalizadas, quemadas.

– En el día nacional el 4 de julio acostumbra la gente a tocar la bocina. Habrá fogatas feroces. Pero también ocurre que gente común, honesta, que queda en el barrio, incendia una casa abandonada.

Una casa vacía arriesga convertirse en refugio de drogadictos y pandilleros. Mejor prenderle fuego, y poder estar en paz.

La peor decadencia se encuentra en la parte más cercana al centro de la ciudad.

– La gente ha sacado la pistola contra mí en esta zona. Aunque sólo unas veces. Llega uno a una casa que debería está vacía y de repente hay gente en ella. Alguien ha hecho de la casa en un lugar de fiesta o dios sabe qué.

Detroit es en superficie grande como Manhattan, Boston y Filadelfia juntas. La ciudad se volvió tan grande porque era tan rica. Todos vivían en su propia villa. Ninguna otra ciudad en Estados Unidos tenía tantas casas de propiedad privada como Detroit.

– No hace mucho tiempo estos barrios eran alegres, felices y llenos de gente, incluso a mediodía. No estamos hablando del pasado. Estamos hablando de hace seis años atrás, diez años atrás. Los hombres trabajaban tres turnos en las fábricas de coches. Los que tenían el turno de noche se sentaban en sus porches y bebían un refresco y lo tenían bien. Los ‘trabajadores de coches’ trabajaban horas extras constantemente y ganaban 100.000 dólares al año.

El año 2005 estaba valorada esta casa de Crane Street en más de 95.000 dólares, hoy en día se puede comprar por 100 dólares.

Ian se detiene frente a una casa de ladrillo en Crane Street. Por cien dólares es mía. La casa está construida en 1919, un año después del fin de la primera guerra mundial, cuando la industria automotriz comenzó a despegar y Detroit obtuvo la primera autopista del mundo.

Tan tarde como en el año 2005, la casa estaba hipotecada por 88.000 dólares. El valor de mercado entonces debe haber sido más de 95 000. Ahora no se puede vender por 100 dólares.

Es eso lo que es tan difícil de entender. Que la caída podría ir tan rápido.

El 2008 estalló la crisis financiera y automotriz. Ya un par de años antes el mercado inmobiliario había comenzado a bajar en Detroit. El 2007 fueron embargadas 41.273 propiedades inmobiliarais en Detroit y las cercanas Livonia y Dearborn.

Ian ha preparado una carpeta con diez objetos que quiere mostrar. No son de esas casas que acostumbra vender. El mercado de Ian está más lejos de la ciudad, en zonas más ricas. Pero su corazón está ‘igual de mucho’ aquí, entre las casas en mal estado que rápidamente sucumben más allá de la salvación.

Son casas construidas en 1908, 1920, 1926, 1939. Aquí vivieron generaciones de orgullosos hombres y mujeres, los hombres eran miembros de la poderosa Asociación de trabajadores de coches UAW, aquí jugaban sus niños en jardines y aceras bien cuidadas.

– No fue que todo cambió en una noche. Estas áreas habían estado en una espiral descendente durante largo tiempo.

Nada queda de la bien organizada y autoconsciente clase obrera. Vamos a través de un paisaje de cáscaras y gente en estado ruinoso. Un drogadicto grita y agita con los brazos, un joven de brazos cruzados está sentado en un porche, un viejo nos mira con incredulidad.

Una villa de tres habitaciones en Eureka Street. El último propietario lo compró por 82.000 dólares el 2004. Tan tarde como en el 2007 podía él tomar otro préstamo más de 25.000 dólares por la casa. Estaba hipotecada por un total de 100.000 y el valor de mercado se estimaba en por lo menos 110 000.

El banco tomó la casa en una ejecución hipotecaria a principios de este año y pide 3 500 dólares por ella. Seguro que se puede regatear, pero nadie va a comprar la casa.

– Una devastación semejante nunca ha afectado a una gran ciudad, dice Ian Whitelaw.

[bloggar.aftonbladet.se/flyktenfrandetroit/2012/09/pryor-street-detroit-vill-du-kopa-ett-hus-for-en-dollar/]

15 Detroit Houses You Can Buy For Less Than $500 – Business …

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*