¿Cómo sobrevivirán los griegos?

Cuando incluso la mamá de la UE Merkel sale y dice que está sufriendo con los pensionistas griegos ha ido la cosa muy lejos. Pero en la troika (FMI, BCE, UE) está una pandilla despiadada que castiga a los deudores para rescatar el euro.

greciaPrimeramente se castiga a la clase trabajadora y clase media griega que ya no tiene nada de grasa financiera para adelgazar. En lugar de perseguir los millardos que hay ocultados en bancos suizos y las fortunas griegas que se han incrustado en el mercado inmobiliario de Londres en los últimos tiempos se han lanzado sobre la víctima más fácil – el trabajador griego. El que todavía tiene un trabajo. El que todavía está en el país y no huyó de la pobreza como otros cientos de miles de personas.

Antes de la crisis era la imagen del griego el despreocupado danzante de Zorba que disfrutaba del momento y amaba la vida. El griego era el que disfrutaba de la vida que carece de palabras para fenómenos como Burnout o ‘Síndrome de Quemarse en el Trabajo’ (SQT), en sueco sólo una palabra: utbrändhet. La palabra simplemente no existe en el rico vocabulario griego. Antes de la crisis Grecia también sobresalió como uno de los países con el menor número de suicidios. Hoy en día, tanto el suicidio como el Síndrome de Quemarse en el Trabajo/”utbrändhet” es cotidiano.

Ahora ha comenzado la cuenta atrás. En unos meses llegará la respuesta sobre si la oveja negra de la UE será sacrificada y arrojada fuera de la cooperación monetaria. Palabras como drachmageddon, grexit y geuro aparecen diariamente en la prensa mundial. Pronto las calles griegas serán inundadas por manifestantes desesperados y huelgas y disturbios llenarán los noticieros.

La receta de la troika para rescatar a Grecia ha tratado acerca de la reducción de salarios a niveles de Bulgaria, aumentar los impuestos a niveles suecos e introducir impuestos sobre la propiedad inmobiliaria que arruinan familias. Privatizaciones y liquidaciones están en plena marcha y ahora vienen nuevos requisitos de derecho laboral desmantelado. Total flexibilidad se exige de los trabajadores lo que es sinónimo de esclavitud. Además, se propondrá una semana de seis días de trabajo.

Los que tienen trabajo pues se verán obligados a trabajar los fines de semana. Esto ocurrirá en un país donde el 30 por ciento de la población está desempleada y el 52 por ciento de los jóvenes no pueden ni soñar con un trabajo.

Mi amiga Eleni es una abogada recién graduada. Estudió durante cinco años y tiene una maestría en derecho de la propiedad intelectual. Su salario inicial en un estudio jurídico ateniense antiguo es de 580 euros y tiene que trabajar todo el día. Ahora piensa ella como todos los demás en su situación y generación en largarse al extranjero. “A Bruselas o Berlín. Es aún así allí donde todas las decisiones se toman”, dice Eleni que demostró hace dos años con los jóvenes que se hacían llamar la generación 700-eurista y que hoy ha cambiado nombre por el de generación 400-eurista. Porque son los salarios medios actuales.

La pregunta ya no es si Grecia debe permanecer en la zona euro, sino si el griego sobrevivirá el día a día. [Hur ska grekerna överleva? – Metro]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*