El hombre que con documentales muestra el ‘estado fatal’ del planeta

Fernando López Mirones estuvo como invitado especial en el festival de cine ambiental Festiver

Fernando López-Mirones supo desde niño lo que quería hacer cuando fuera grande: biólogo y zoólogo. Recuerda que en Canarias, donde pasó su infancia, oyó por primera vez el rugido de un león en un zoológico local y ese ruido del más mediático de los animales lo metió para siempre en la naturaleza. Pero nunca hizo ciencia. Tenía otra intención: estudió biología para hacer documentales.
López Mirones es uno de los documentalistas más importantes del mundo y, sin duda, el más polémico de España. Más de un centenar de producciones han logrado llamar la atención sobre lo que él denomina el “estado fatal” de nuestro planeta. También es escritor y creador de guiones, muchos de ellos producidos por National Geographic, la BBC o Survival. […]

Después de más de 130 documentales y después de recorrer el mundo, ¿cuál cree que es el ecosistema más afectado?

El mar, que es el 70 por ciento del planeta. Contra lo que la gente cree, el 80 por ciento del mar es un desierto; se supone que está lleno de peces, pero no es así. Hay vida en pocos sitios y eso lo saben bien los pescadores, que van a los sitios donde pueden sacar los mejores recursos. Pero el exceso de presión y los problemas que ha generado la sobrepesca nos tienen al borde de una emergencia.

En otra de sus producciones, llamada ‘Ultimatun’, usted desmiente que el atún rojo esté en peligro de extinción, como lo dicen muchas organizaciones. ¿Qué fue lo que realmente descubrió?

Descubrí una campaña mediática del príncipe Alberto de Mónaco y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) para confundir a la opinión pública, con la que daban a entender que el atún se iba a extinguir en el 2012. Yo los desmentí y por eso vetaron mi película. Todo a pesar de que Ultimatun tenía razón; hace pocos días, los científicos confirmaron que las poblaciones de atún han crecido.

¿Qué interés había en crear una alarma falsa?

Las asociaciones ecologistas son una nueva religión, captan muchos fondos de donantes, que incluso reciben descuentos en impuestos por entregarles dinero para que trabajen por la protección de una u otra especie. Por eso, ellas suelen inventar extinciones para recibir recursos, para que el negocio de la conservación prospere. Las alarmas falsas les generan ingresos. Precisamente, para denunciar esto voy a hacer un documental que se llamará El negocio de la extinción. […] [Por: JAVIER SILVA HERRERA/eltiempo.com/entretenimiento/cine/el-hombre-que-con-documentales-muestra-el-estado-fatal-del-planeta]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*