100 000 personas enfermaron por vertidos tóxicos de Trafigura

Las empresa involucrada en escándalo tóxico “compró su indulgencia”

Transportaron residuos tóxicos por todo el mundo para finalmente volcarlos en Costa de Marfil.

RES TÓX ABIDJAN

En un nuevo informe dice Amnistía Internacional y Greenpeace que la empresa holandesa Trafigura se ‘ha comprado libre de responsabilidad legal’. Las organizaciones exigen reivindicación para las más de 100.000 personas que enfermaron después de la catástrofe el 2006.

“Todos estaban infectados, mi familia, mis vecinos. . . Al principio sentimos el olor, después no podíamos respirar.”

Eran como las ocho de la mañana del 20 de agosto del 2006, cuando Jerome Agoua despertó en su barrio en la ciudad de Abiyán. Una hora antes aceite de desecho tóxico de la empresa Trafigura había comenzado a descargase en 18 lugares en la ciudad. Jerome Agoua y más de 100.000 otros fueron forzados a buscar atención médica de emergencia.

Si Trafigura hubiese seguido las regulaciones de la UE se habría evitado una catástrofe, consideran Amnistía y Greenpeace, alegando que la compañía ha escapado demasiado a la ligera.

Ya en el destino de la carga original, Amsterdam, estaba claro que los residuos era tan tóxicos que el departamento de bomberos tuvo que ser llamado. Aún así eligió la empresa transportarlo a otro lugar cuando la factura para dejar los tóxicos en los Países Bajos rEsultó demasiado cara.

El arrojo en Costa de Marfil sin duda ha dado lugar a acciones legales contra algunos de los empleados, pero para la empresa en general, el precio ha sido bajo, escriben las organizaciones.

probo-koala1

Por encima de todo ellos quieren que se establezca una investigación policial contra la compañía en el Reino Unido que al parecer tomó las decisiones que llevaron al arrojo de los tóxicos.

En Costa de Marfil, la empresa ha comprado su salida de la responsabilidad. La compañía pagó el equivalente a 1,6 millardos de coronas suecas al gobierno como una especie de compensación económica por los costes de limpieza y compensación a las víctimas. Al mismo tiempo se cerraron los casos de acusación contra tres jefes de empresa.

Una tercera parte de la suma debería ir destinada a los afectados, pero muchos no han visto un rastro del dinero. Y ni el gobierno de Costa de Marfil ni Trafigura han investigado los efectos de salud a largo plazo de los efectos medioambientales de la propagación de los residuos.

Un portavoz de las víctimas de la catástrofe cuenta que la gente todavía bebe el agua y cultiva la tierra que seis años después de la catástrofe aún no se ha limpiado. [Företag i giftskandal ”friköpte sig” | Utrikes | SvD]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*