Ser viejo no es pecado

VIEJOSEl maltrato y la subestimación que sufren los adultos mayores es un mal extendido, que invita a pensar en el valor de la experiencia de vida, para respetarla y honrarla como corresponde. Japón, el mejor ejemplo, en septiembre celebra como fiesta nacional el Día de Respeto a los Ancianos.

Hace dos semanas, Malvina M. (84 años) le entregó el dinero de las expensas al encargado del edificio, como hace todos los meses desde que falleció su marido, en 2010.

Sin embargo, en esta oportunidad se atrasó en el pago sin darse cuenta y el portero le pegó en la cabeza con un diario. “Me dijo que no podía ser que le abonara con la fecha vencida porque era él quien debía dar la cara con el administrador “, cuenta.

Este tipo de agresiones, en distintos grados, suelen ser protagonizados por adultos mayores que generalmente se encuentran solos, sin la posibilidad de poder relatar estos ataques ni efectuar las denuncias correspondientes.
Sólo un aspecto de la desprotección, más allá de la subestimación generalizada, que suelen sufrir los mayores en la Argentina, donde uno de los valores fundamentales parece ser la juventud.

Dentro de los estereotipos asociados con más frecuencia a la edad avanzada figura considerar a los adultos mayores como personas mental o físicamente enfermas, seniles, inútiles, aisladas, indefensas, pobres o impotentes.

En general, según indican los especialistas, quienes agreden a los mayores son individuos con baja autoestima, temperamento explosivo e incapacidad para controlar los impulsos.

Por otra parte, suelen ser posesivos y acarrear una larga historia de dificultades, además de una compleja relación de demandas y necesidades insatisfechas con su “víctima”.

“La sociedad, en especial la occidental, habitualmente tiene un estereotipo negativo sobre la edad, que se mantiene por medio de chistes y frases discriminatorias. […]

En principio, existen tres tipos de maltratos: físico (agresión), psicológico (se presenta generalmente de manera verbal) y la negligencia o el abandono de los cuidados de una persona en sus necesidades básicas, como la alimentación, la vivienda digna y la higiene, y el abuso económico. […]

La Argentina no es una excepción en relación al maltrato físico y psicológico contra los adultos mayores. […]

Japón, otro mundo
Uno de los países que van a contramano de esta tendencia es Japón, donde los ancianos son respetados y valorados como las personas de mayor experiencia. Entre otras cosas, a ellos les reconocen y agradecen la construcción de la sociedad sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial. […] [POR ALEJANDRO GORENSTEIN/clarin.com/buena-vida/salud/viejo-pecado]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*