Amanecer Dorado ataca a extranjeros

Los neonazis griegos toman la calle después de conquistar el Parlamento

Tras convencer en las elecciones a más de 400.000 griegos con su discurso xenófobo y lograr una histórica entrada en el Parlamento, el partido neonazi Amanecer Dorado ha incrementado ahora su presencia en la calles, con ataques a extranjeros y amenazas a comerciantes inmigrantes.

IliasKasidiarisGoldenDawn1

“El sábado 23 de junio llegaron unos 30 o 35 neonazis. Algunos venían en moto y todos iban armados con palos y protegidos con cascos. Entraron en mi tienda y me dijeron: “No te queremos aquí. Este es nuestro país y no el tuyo. Vete. Tienes una semana para cerrar esta tienda”, explica el paquistaní Ahmet Nadim, que regenta un videoclub en el barrio ateniense de Nikea. […]

La crisis, las medidas de austeridad, el elevado desempleo y la alta inmigración legal e ilegal, han servido de acicate al crecimiento de Amanecer Dorado, que se ha envalentonado por sus buenos resultados electorales: han pasado de obtener el 0,3% en 2009 a casi el 7% de las últimas elecciones. […]

Según Yavied Aslam, presidente de la comunidad paquistaní de Grecia, en los últimos tres meses, unos 300 inmigrantes han resultado heridos en agresiones racistas.

Un día de mediados de junio, a las seis de la mañana, el paqistaní Ghuldam Murtza acudía a su trabajo cuando lo divisaron cuatro motoristas. Cambiaron el sentido de su marcha para perseguirlo y propinarle una paliza: sufrió severas contusiones en la cabeza y le rompieron el tabique nasal.

“Si los de Amanecer Dorado se encuentran a un inmigrante solo, sobre todo de noche, lo envían al hospital. Y esto ocurre a diario, se queja a su lado Mohammed, que trabaja en el mercado del barrio. […]

Unas mil personas, en su mayoría inmigrantes paquistaníes, se congregaron bajo el lema: “Amanecer Dorado es una banda neonazi. Ni en el Parlamento ni en ningún sitio, fuera los fascistas de cada barrio”.

A unos 300 metros, unos 200 militantes de Amanecer Dorado acordonaron la calle de su sede y, armados con palos y escudos pintados con el símbolo de la antigua Esparta, se apretaban en formación. […] [Andrés Mourenza/elmundo.es/internacional/]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*