El cocodrilo con cabeza de perro que comía dinosaurios

CrocDog-illustration_web-Hans-Larsson1-Descubierto en Brasil, tenía enormes colmillos, un cuerpo bien proporcionado y largas patas que le permitían correr detrás de sus presas.

El hallazgo en Brasil de un raro fósil decocodrilo bípedo, con enormes colmillos y la cara parecida a la de un perro, arroja nueva luz sobre una extraña pero temible familia de depredadores que, hace setenta millones de años, vivió y prosperó al final de la era de los dinosaurios.

“A pesar de que los cocodrilos modernos tienen cabezas chatas y bajas -afirma Hans Larsson, de la universidad canadiense de McGill– este nuevo hallazgo nos ofrece la primera perspectiva detallada de la anatomía de la cabeza de este extraño grupo de cocodrilos extintos, de la familia de los baurosúquidos, de talle alto, cabezas como las de los perros, con grandes caninos, cuerpos bien proporcionados y provistos de largas patas”.

La criatura ha sido denominada Pissarrachampsa sera, algo así como “el último cocodrilo de la pizarra”, ya que fue de los últimos fósiles encontrados en un yacimiento brasileño durante la campaña de 2008.

La reconstrucción del animal muestra a las claras que no estamos ante el clásico cocodrilo que se puede encontrar dormitando en la orilla de un río. “Las rocas en las que hallamos los fósiles -asegura Felipe Montefeltro, paleontólogo de la Universidad de São Paulo– igual que otras de los alrededores, sugieren que hace setenta millones de años la región era seca y muy cálida”. […]

Incluso entre sus parientes más cercanos, los baurosúquidos, este nuevo fósil presenta características anatómicas únicas, como los caninos, inusualmente largos, la cara achatada, su altura o su cráneo, mucho más fino que el de sus congéneres. […] [JOSÉ MANUEL NIEVES/abc.es/cocodrilo-cabeza-perro-comia]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*