Caos griego amenaza a toda la zona euro

Los inmediatos efectos de expansión económicos del caos político y econónomico de Grecia pueden probablemente limitarse. El riesgo político de infección, donde los partidos establecidos “responsables de la crisis” son expulsados, ha crecido por el contrario y con ello el riesgo de que la cooperación de la zona euro se raje.

Los subversivos resultados de las elecciones en Grecia y Francia apenas pueden decirse que son inesperados. El resultado sólo sigue un patrón establecido y por desgracia predecible en el que los gobiernos que han sido responsables de la gestión de la crisis son despedidos al ritmo que salen los coches de una cadena de montaje. Durante los últimos dos años han sido expulsados por los votos los gobiernos de 12 de los 17 países de la zona euro o han visto colapsar las coaliciones. La crisis financiera ha sido acompañada por la crisis económica estatal, donde el siguiente paso en la escalera cuesta abajo es una crisis política.

eu

Por desgracia no es particularmente sorprendente que partidos extremos y populistas de derecha e izquierda den un paso adelante al foco de atención, cuando los tradicionales ‘partidos pilares de estado’ (como los socialdemócras en Suecia o el  Partido Liberal Democrático en Japón o el CSU en Bavaria) han agotado su confianza como gestores de la crisis.

Mark Twain habló acerca de que la historia no se repite, pero rima. Si rima mal de la hostia son las melodías de la década de 1930 las que comienzan a tocar, con caos y pisoteado de botas en el menú.

En Grecia hay definitivamente elementos de estas melodías, allí se convirtió el partido populista de izquierda Syriza con el líder del partido Alexis Tspiras en el gran ganador de las elecciones y en la posición de extrema derecha subió Amanecer Dorado con sus camisas negras.

La situación parlamentaria después de las elecciones es igual de caótica que la economía griega. Esta última está casi en caída libre. El desempleo aumentó en 4 puntos porcentuales en igual número de meses desde octubre del año pasado al 21,8 por ciento a finales de enero. Las vacantes de oficinas en Atenas se han incrementado del 14,5 por ciento al 20 por ciento en un año y aún peor es que el salvavidas de la economía griega, el turismo, se vuelve cada vez más débil. El número de visitantes ha disminuido en un 12,5 por ciento en un año y es ilustrativo que la proporción de alemanes que ha visitado Grecia ha caído de 15 por ciento al 3 por ciento. Es difícil de creer que el FMI y los otros en la llamada ‘troika’ tengan ninguna confianza en absoluto en sus propios pronósticos de que la economía griega vaya a dar vuelta al crecimiento el próximo año.

Syriza, que ha recibido la misión de tratar de formar un gobierno, ha establecido un programa de cinco puntos de sus exigencias sobre un gobierno. El partido quiere romper el acuerdo con la troika en términos de ahorros fiscales estatales y reformas, introducir moratoria de deuda y declarar ilegales gran parte de las deudas del país, y nacionalizar los bancos.

Las perspectivas de un nuevo gobierno no tienen buena pinta y nuevas elecciones ya en junio parecen cada vez más probables. Pero la agitación política y económica también ha aumentado la probabilidad de una posición griega no ordenada de impago y la salida de la zona euro.

Aunque los inmediatos efectos de expansión económicos de una bancarrota estatal griega y salida de la zona euro no resulten tan grandes, pues ha aumentado el riesgo político de infección, donde más países deciden de forma voluntaria o forzada ir el camino de Grecia. La membresía de la zona euro se ha convertido para muchos países en lo mismo que la camisa de fuerza que el patrón oro era en los años 30.

El desarrollo ha mostrado como el profesor de economía Kenneth Rogoff escribió la semana pasada que la zona del euro está muy lejos de una ‘óptima’ área de divisas. No, la desintegración europea está en pleno apogeo. [Grekiskt kaos hotar hela euron – Svenska Dagbladet]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*