Aumenta el número de españoles rechazados en los aeropuertos brasileños

BRASIL1Es una medida de represalia adoptada por aquel país después de que España, exigida por el Tratado de Schengen, expulsara a ciudadanos brasileños. En este año, hasta abril, fueron devueltos a su país 83 españoles.

La nueva política implantada hace un mes en Brasil de restricción a la entrada de españoles, para aplicar el principio de reciprocidad bilateral, aumentó considerablemente el número de visitantes españoles impedidos de entrar al país. En lo que va de año el porcentaje de expañoles que han viajado al país y se les ha impedido la entrada llega al 70%, utilizando normas que no valen para el resto de los europeos.

Hasta el fin de abril ya fueron 83 los españoles que fueron rechazados y retornados de Brasil este año, y de ellos, 31 (60% del total) desde el 2 de abril, cuando entró en vigor la restricción. Los motivos de las prohibiciones son justificados por la Policía brasileña como «la falta de cumplimiento del conjunto de las reglas», motivo similar al presentado por España cuando prohibió la entrada de brasileños.

Requisitos

Según las nuevas reglas, el turista español que visita Brasil debe tener un pasaporte con validad de seis meses, pasaje de ida y vuelta y comprobante de reserva en hotel. Si se hospeda en casa de amigos o parientes, debe presentar una carta de invitación firmada por el anfitrión y registrada en una notaría, y un comprobante de residencia de quien irá a hospedarlo. Es necesario probar también que se tienen170 reales, cerca de 66 euros diarios por persona, que pueden comprobarse con la factura de la tarjeta de crédito. Son las mismas normas que rigen el tratado Schengen, usado para entrar a Europa.

Brasil tomó esas medidas en función de una serie de incidentes que ocurrieron con brasileños en la oficina de inmigración española, especialmente en Madrid, en los últimos años. Según datos de la cancillería brasileña, en 2007 el número de brasileños rechazados en España fue 3.134, y ese número ha caído a 1.429 en el 2011, pero aún es considerado alto, si se compara con la cantidad de españoles rechazados. El canciller brasileño Antonio Patriota, que anunció la nueva política en febrero, llegó a referirse a la situación como «humillante» y «arbitraria». [VERÓNICA GOYZUETA/abc.es/aumenta-numero-espanoles-rechazados]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*