Cusco “es mucho más que una puerta” a Machu Picchu

Diario indica que antiguos edificios de piedra de la ciudad “fueron tallados y colocados con una precisión asombrosa” y que en las calles hay “historia viva”.

Plaza des Armas, Cuzco, Peru.

“Mucho más que una puerta de enlace” a Machu Picchu. Así define Los Angeles Times al Cusco. Y es que la Ciudad Imperial tiene motivos de sobra para atrapar a los miles de visitantes que todas las semanas hasta el ombligo del mundo para dejarse atrapar por su magia, historia y cultura viva.

Son precisamente esas características las que el prestigioso diario estadounidense destaca en su artículo “Cusco, tesoros a menudo pasados por alto en el Perú”, en el que hace referencia a las históricas calles de la ciudad, a sus museos y a su deliciosa gastronomía.

“En el siglo XV fue la capital del imperio inca, una ciudad rica cuyos edificios de piedra, que todavía forman el esqueleto de la ciudad, fueron tallados y colocados con una precisión asombrosa”, sostiene el artículo, y luego explica cómo, a su llegada, los españoles levantaron una urbe colonial encima de los templos y construcciones incaicos.

Luego de explicar que la cantidad de visitantes de todas partes del mundo han hecho de Cusco una ciudad cosmopolita y una de las economías turísticas más fuertes de Sudamérica, el texto señala que los turistas pueden encontrar una variada oferta de hoteles y alojamientos para todos los bolsillos: desde lujosos hoteles hasta sencillos hospedajes para mochileros.

TRADICIÓN Y FIESTA POPULAR
Una de las celebraciones más populares del Cusco es el
Inti Raymi, antigua ceremonia religiosa en honor al dios Sol que se realiza cada solsticio de invierno. Ahí, dice el texto, miles de personas salen a las calles en “una escena que se ve como el Mardi Gras con llamas”.

Pero la historia no se ve ni se vive solo en las fiestas tradicionales. “La historia es tan viva en las calles de la ciudad, entre la multitud en el mercado de San Pedro y en las ruinas de Sacsayhuamán, que parece una vergüenza pasar demasiadas horas en el interior (…)”, sostiene el autor de la nota, y añade que aún con lluvia uno debe salir a pasear.

“No se puede ignorar el Coricancha, la antigua sede inca que posteriormente se convirtió en el Convento de Santo Domingo de Cusco o el Monasterio de Santa Catalina”

Finalmente, la nota recomienda pasear por el tradicional barrio de San Blas y no dejar de probar la deliciosa gastronomía local, ya que “nadie sabe más que los chefs del Cusco sobre la papa, el maíz, la alpaca o el cuy”. [Cusco “es mucho más que una puerta de enlace” a Machu Picchu – El Comercio.pe]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*