Los griegos quieren protegerse a sí mismos

greek-ship-No se debe naturalmente quemar edificios, pero se puede aún así entender a los griegos que se sienten traicionados por los políticos y muestran su furia en las calles. La pregunta es sólo por qué ministros de los países del euro como Finlandia y los Países Bajos no se unieron a ellos. Ellos han sido igualmente del todo engañados.

Estuvieron de acuerdo en los préstamos de emergencia a cambio de que el estado griego fuese a comenzar a adoptar la boca según el ‘saco de la comida’. Pero una y otra vez se acabó el dinero y los griegos pedían más. Sólo una cuarta parte de la pérdida presupuestaria depende de recesión profundizada, la mayor parte depende de que los políticos griegos dan por saco lo que prometieron.

Iban a reducir el número de empleados estatales con 30 000 en un año, pero aunque el país ha estado en depresión desde el 2008, ni un solo empleo público ha desaparecido ‘neto’. El gobierno se comprometió a vender empresas por valor de 50 millardos de euros, pero sólo ha vendido por 1,7 millardos.

Recientemente se reveló que aquellos que iban a luchar contra la evasión fiscal sistemática utilizan un acuerdo “40-40-20-deal“. Un evasor de impuestos obtiene un 40 por ciento de descuento sobre lo que debe, el encargado en tramitar el asunto mete un 40 por ciento en su propio bolsillo y sólo el 20 por ciento queda para el estado. Los sistemas no están integrados y computarizados – es por eso es que muertos reciben pensión y tristes pagarés pueden perderse detrás de radiadores.

Grecia iba a eliminar el skråväsendet – sistema de organización de la edad media al siglo XVIII en el que todos los autónomos y empresarios en Europa estaban obligados a estar afiliados para poder tener autorización de practicar sus oficios-  y requerimientos de permisos que Suecia abolió hace 150 años. Pero abogados, arquitectos, farmacéuticos y taxistas gustan de sus monopolios y bloquearon la liberalización.

El gobierno puede apuntarse un único éxito. En septiembre de 2010 se decidió que cualquier persona que quiera conducir un camión ya no tendrá que pagar más del equivalente a medio millón de coronas suecas por un permiso. Era la prueba de que Grecia puede ser reformada. Pero la decisión aún no se ha implementado en la práctica.

Los partidos griegos, las autoridades, organizaciones empresariales y los sindicatos han creado un sistema totalmente podrido que es para protegerse a ellos mismos. Ni siquiera hay un proceso formal de presupuesto y nadie sabe cuántos empleados tiene el estado. Los principios de organización se llaman conexiones familiares, libro del partido y apretones de manos discretos.

Los amigos obtienen los buenos puestos de trabajo y la incompetencia no es motivo de despido. El dar a las mismas personas la tarea de desmantelar el sistema estaba condenado al fracaso.

Todo lo que iba a hacer que la economía funcionara mejor amenaza sus privilegios. Cuando ellos no han querido manejar el engaño o cerrar autoridades que sólo estropean tratan los recortes en recortes salariales generales y elevados impuestos. Esto hace sin embargo sólo que la economía se estrangule y que la carga de la deuda se vuelva aún más devastadora.

El mundo interpreta el papel de que ayuda a Grecia, a cambio de que Grecia haga el papel de que hace reformas. Así se muda a un país directamente al mar Egeo. [metro.se/]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*