‘La vida no está hecha para ganar’: Dustin Hoffman

  • Dustin Hoffman encarna a Chester ‘Ace’ Bernstein, un exconvicto que siempre estuvo involucrado en los terrenos oscuros del juego, el lavado de dinero y las apuestas

Luck, la nueva serie de HBO que se estrena este domingo en Colombia, mira desde todos los ángulos el mundo de las carreras de caballos. Protagonizada por unos de los íconos de la historia del cine en Hollywood.

Luck HBO billboard

Ace deja la cárcel con una clara idea en mente: venganza. Dustin Hoffman se pone en la piel de este hombre de pocas palabras, calculador, frío, intuitivo, que acaba de cumplir una pena de tres años por haber estado involucrado en lavado de dinero, casinos, juegos y apuestas, y que planea devolver atenciones a aquellos que lo traicionaron.

Luck es una mirada al mundo de las carreras de caballos y una inmersión en la vida de cada uno de los involucrados en ellas: propietarios, entrenadores, jinetes y corredores de apuestas, que entran en la ecuación de poder, dinero, adicción y manipulación que se vive en una pista de carreras. No hay introducción a los personajes, no hay nada masticado, el espectador entra a este universo sin previa introducción y dispuesto a ponerse al día. “Es un reto y eso es emocionante”, asegura Michael Mann, productor y director de la serie de 10 capítulos que HBO estrena mañana a las 7:00 p.m.

Es la primera vez que Hoffman participa en una serie de televisión, no sólo como actor sino como productor. Michael Mann observó la trayectoria de Hoffman y concluyó que todos sus personajes habían sido “reactores”, es decir, reaccionaban a una situación, a una circunstancia o a los personajes que los rodeaban. Según Mann, este personaje es lo contrario, es proactivo. “Él es el arquitecto, es el hombre con el plano en la mano, sabe exactamente lo que está haciendo. Me pareció interesante que Hoffman interpretara este papel, es un lugar interesante para un actor, es difícil, es un reto”, asegura.

Impecable, con un vestido azul de paño ligero y camisa azul celeste, Hoffman entra con un Bloody Mary sin alcohol en su mano y con una sonrisa en la boca. Pareciera que las miles de preguntas que tendrá que responder a los periodistas dejan intacto el buen humor con el que se levantó. […]

Entonces, ¿siente que se despertó tarde para algo?

Sí, claro. En la serie, por ejemplo, la persona que va a la pista tiene que perder. Es como la vida. La vida no está hecha para ganar. Uno pierde. Y después de un tiempo, la vida nos puede romper la cara. Uno trata constantemente de encontrar una manera para mejorar las cosas. ¿Qué se puede hacer? ¿Para qué son los propósitos de año nuevo? ¿Cómo puedo parar de hacerme daño a mí mismo? ¿Qué demonios personales puedo dejar ir o debería sacar? No sé si usted ha conocido personas llenas de demonios. A veces a uno le pasa, y es gente aburridísima (risas). Creo que esa es la definición de aburrido. Por eso recuerdo la frase del guionista David Milch, a quien le preguntaron: “¿Cuál es tu definición de suerte?”, y el respondió: “Levantarse por la mañana”. […] [Por: Liliana López Sorzano/elespectador.com/]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*