Ganamos pasta – con cañones

Suecia apenas tiene defensa de que hablar.

pansarvärnspjäs 1110 (pvpj 1110)

Sin embargo, somos el mayor exportador mundial de armas. Per cápita.

Tenemos una tradición de armas casi increíble a caer en el pasado. La pequeña Suecia ha conseguido desarrollar las armas más terribles. Sin embargo, hemos sido peores en venderlas. A pesar de eso lideramos la liga de armas. Suecia era un país aislado, pobre y miserable.

La primera guerra mundial había terminado y Europa se encontraba sacudida por violentos disturbios y revoluciones. La gente estaba cansada a muerte de todo lo que guerra y desfiles en uniforme se llamaba.

Pero ya antes de que la “guerra que iba a acabar con todas las guerras” pusiera el mundo en llamas era el antimilitarismo fuerte en Suecia. En 1913 lanzó la asociación de la juventud socialdemócrata el libro “La casa de los pobres consolidada”, en el que se distanciaban fuertemente del militarismo.

Uno de los lemas decía: “Ni un hombre, ni un centavo para la defensa!”.

Per Albin Hansson, que se alineó con los antimilitaristas fue nombrado – para horror de la clase burguesa a favor de la defensa – ministro de defensa em 1926.

Entonces la situación en el ejército era tan miserable y los soldados estaban tan mal vestidos – vestidos con ropas harapientas – que el término “lumpen”(”la mili”) fue creado. 

Per Albin fue nombrado primer ministro. Hitler comenzó la segunda guerra mundial y Suecia estaba ahí con la garganta desnuda. Nos vimos obligados a hacer concesiones sustanciales a los alemanes y no fue hasta la etapa final de la guerra que empezamos a poner en marcha los trabajos de movilización. Tuvimos una suerte increíble y nos libramos con el puto susto.

Pero ya entonces se había comenzado a fabricar y exportar armas suecas. Apostamos salvajemente en todo tipo de armas. Cañones, barcos, tanques, granadas, aviones. Todo. En los años 50 tenía Suecia la cuarta mayor fuerza aérea. Suecia ya no era ‘casa de pobres’. Pero estaba armada hasta los dientes.

Ya en 1936 había desarrollado Bofors su cañón automático de 20 mm. Básicamente se trataba de una ametralladora mayor, con granadas explosivas. Erá ágil y muy mortal. Lo que innumerables alemanes y pilotos de combate japoneses con experiencia en la segunda guerra mundial pudieron experimentar. Se convirtió en un gran éxito de exportación y es el arma más vendida en la historia de la industria de las armas.

El  lanzagranadas m/48 Carl Gustaf es otro gran triunfo sueco de ingeniería que mató a muchos. Es en primer lugar un arma antitanque. Pero también es adecuado para “objetivos blandos”. A pesar de las leyes suecas altamente restrictivas de exportacon de armas, ha sido vendida a más de 40 países y se ha utilizado en muchas guerras. EE.UU. lo utilizó en Vietnam, las tropas británicas soplaron fortificaciones argentinas en las Islas Malvinas. Se ha utilizado en Irak y durante los disturbios en Ahmadabad en la India hace una década. […] (Pasa a describir los diferentes productos bélicos y cómo les fue).

  • El portátil antitanque Pansarskott m/86 de Bofors, más conocido como AT4 o AT-4.

Estados Unidos ha comprado más de 600 000 ejemplares. Pero ahora se ha revelado que el arma ha ido a parar a manos de vigilantes de seguridad – como la famosa empresa escándalo de seguridad privada Blackwater en Irak.  Totalmente en contra de todos los acuerdos. Pero, ¿quién se sorprende?. [aftonbladet.se/]

ANIM RÖKARE

Consejos vendo pero para mí no los tengo…

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*