De turistas a emigrantes

    • La generación Erasmus que recorría Europa en vuelos baratos se ve impulsada a emigrar por el paro

    • Los jóvenes valencianos dispuestos a salir del país por un trabajo pasan del 47 % al 57 % en un año

emigrantes_erasmus

La generación de jóvenes que hace poco se marchaba a estudiar de Erasmus y encadenaba vuelos de bajo coste para recorrer el Viejo Continente, ahora ve Europa desde un prisma menos lúdico.

La UE es su alternativa laboral al paro juvenil de España. El curso “Búscate la vida en Europa” da armas para afrontar esta misión imposible: tener empleo sin canas.

En la sala hay una veintena de jóvenes valencianos. Todos visten ropa de marca y manejan móviles de última generación entre sus manos inmaculadas. Aunque no lo parezcan, son emigrantes en potencia. Ésa es la palabra: emigrante. No se trata de jóvenes aventureros que quieren conocer mundo y se largan con la mochila al hombro en el primer avión que salga de Valencia. No. Estos veinteañeros y treintañeros son los hijos de la crisis: titulados universitarios golpeados por la tasa de paro juvenil que en España alcanza el 46,4% (el doble que la media europea, el cuádruple que la media mundial) y que ahora se ven inclinados a salir al extranjero en busca del ansiado trabajo que su país les niega. Por eso han venido a este curso titulado Búscate la vida en Europa. […]

Eso sí: el profesor pone las cosas claras. “Pensamos que la panacea es irse al extranjero, pero muchas veces no es así. Porque no os engañéis: es muy difícil salir con un contrato bajo el brazo, pues muy pocas ofertas de trabajo se cierran en España antes de salir. Nuestros padres y abuelos sí que salían gracias a una recomendación. Pero hoy en día no es así. Y si en España es difícil ir vagando de aquí para allá sin empleo, en el extranjero todavía lo es más: porque llegas al país y resulta que no hablas tan bien como pensabas; sales de casa y está lloviendo, como ayer y como mañana; a las cuatro de la tarde se ha hecho de noche; y además, estás solo”. […]

Precisamente por el idioma pasan los primeros consejos de este curso para redirigir la vida profesional por Europa. “Si no hablamos el idioma del país, ir fuera a trabajar de lo nuestro no sólo será complicado, sino dificilísimo. Por tanto, deberíamos aprender el idioma del país que nos interese. Y después, hemos de relacionarnos con los españoles que viven allí. Para ello sirven las redes sociales de españoles en el extranjero como spaniards, mevoyairlanda, cext o forolondres”. Aparte de tonterías y exhibicionismos irreales al estilo Españoles por el mundo, en esas webs puede encontrarse información valiosa para iniciar un proyecto laboral en el exterior. […] [PACO CERDÀ/levante-emv.com/]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*