Retoque de fotos digitales debe clasificarse

Imágenes retocadas se han convertido en un problema tan grande que ahora se requiere un acuerdo internacional que obligue a periódicos y revistas a indicar el grado de distorsión de una imagen digital. 

Tyra Banks. Grado de distorsión: 5

Eso opinan científicos estadounidenses que sostienen tener la herramienta para hacer esto posible.

El profesor Hany Farid y el graduado Eric Kee, ambos activos en el Dartmouth College en EE.UU. en el estado federado de New Hampshire, han dedicado mucha energía a analizar los procesos que están disponibles para aquel que quiere cambiar – leer: embellecer – una imagen fotográfica. Ellos presionan en el impacto negativo que fotos, duramente tratadas en programas como Photoshop, tienen en el espectador.

“Modelos imposiblemente delgadas, altas y – libres de arrugas y manchas terminan habitualmente en las vallas publicitarias, portadas de revistas y anuncios. El uso desenfrenado de estas imágenes poco realistas y muy idealizado se ha relacionado con trastornos de alimentación e insatisfacción con su cuerpo entre hombres, mujeres y niños”, explican los investigadores en la presentación de su proyecto Image science research group.

Como contramedida han desarrollado Farid y Kee un programa en el que las imágenes se pueden clasificar en función del grado de manipulación.

Se recopilaron 468 imágenes originales y retocadas de una amplia gama de sitios. Las personas testeadas pudieron luego clasificar el grado de distorsión de la imagen en una escala de 1, muy similar, a 5, muy diferente. A continuación los investigadores calcularon geométricamente cómo por ejemplo brazos, piernas y estómago se habían hecho más delgados y más proporcionados, seguido por la estimación fotométrica de los cambios en el brillo de por ejemplo piel y ojos.

Hany Farid sostiene que los consumidores, los espectadores, tienen derecho a tener asignado bajo una foto en qué medida ha sido alterada digitalmente.

“Lo que ahora hemos desarrollado es un método matemático para la medición de retoque fotográfico. Podemos a partir de ahí predicir lo que un espectador medio dirá acerca de la foto”, escribe el dúo de investigadores en la revista estadounidense Proceedings de América científica de la Academia Nacional de Ciencias. [dn.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*