Matan a 3.500 cerdos salvajes para salvar al perico australiano

Animales en vía de extinción

Los animales fueron sacrificados para salvar de la extinción al perico de alas amarillas, una rara especie que solo habita en la península de Cabo York, en Australia.

Más de 3.500 cerdos salvajes fueron sacrificados para salvar de la extinción al perico de alas amarillas.

golden-shouldered-parrot PIGS

Se calcula que solo quedan unos 2.000 ejemplares de perico de alas amarillas (Psephotus chrysopterygius), un ave que está en peligro debido a los cambios en su hábitat provocados por los incendios y el pastoreo, así como la presencia de cerdos y gatos salvajes.

Como un esfuerzo para salvar a este exótico animal, los guardabosques iniciaron un operativo aéreo a mediados de octubre para eliminar más de 3.500 cerdos en el Parque Nacional Staaten River, un remoto lugar del estado de Queensland que carece de carreteras.

El portavoz del Servicio de Parques y Vida Salvaje de Queensland, Marty McLaughlin, dijo a la emisora local ABC que con las temporadas de lluvias observaron en los últimos dos años que la población de cerdos salvajes ha aumentado en el Cabo York.

Los cerdos salvajes son una amenaza porque destruyen los montículos de termitas donde los pericos de alas amarillas suelen construir sus nidos y hacen agujeros en el suelo afectando negativamente en las fuentes de alimentos de las aves, explicó.

“También han dañado ríos y humedales, han matado a otras especies nativas y han esparcido hierbajos y potencialmente transmiten enfermedades”, comentó por su lado, la ministra del Ambiente del estado de Queensland, Vicky Darling, según el portal de noticias Queensland Country Life.

Se estima que hay unos 23 millones de cerdos salvajes descendientes de los puercos que se escaparon de las granjas de los primeros colonos europeos en la zona oriental de Australia. [elespectador.com]

 

One Comment

  1. Los humanos primero hacen los desastres introduciendo especies exóticas en los hábitats y luego tienen que proceder a cometer salvajadas!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*