Invento de 6000 años de antigüedad resuelve la crisis de deuda

skat_1Una invención de seis mil años de antigüedad es la única esperanza de salvar a Europa de la crisis de la deuda. Hablamos por supuesto de un impuesto eficiente. Desde la infancia sabemos lo importante que es con los impuestos. Es por eso que Jesús nació en un establo y no en casa en la cama de sus padres.

Moisés era un exiliado de impuestos, el apóstol San Mateo recaudador de impuestos y el rey Carlos de Inglaterra moroso fiscal. La historia política es una historia sobre impuestos. No menos importante hoy en medio de ardiente crisis de deuda juega la cuestión de impuestos el papel principal.

La Navidad es la fiesta perfecta para otorgar un pensamiento a los beneficios con los impuestos. Según el evangelio de Lucas viajaron José y María en el Imperio Romano de Nazaret a Belén para inscribirse en el registro tributario. Esto fue durante la época del rey Herodes, hace cerca de 2012 años atrás. Pero la historia de los impuestos comienza ya hace 6.000 años en la región histórica de Sumeria, actual Iraq.

Los impuestos de bienes raíces de hoy, los monopolios de licores e impuestos del alcohol son pues inventos muy viejos. Pero en la cuna de impuestos, los países mediterráneos, se han abandonado desde hace mucho tiempo las antiguas tradiciones fiscales. El mercado negro de Grecia – que se compone de comercio, bienes y servicios, tanto legales como ilegales, donde no se pagan los impuestos – aumentó en un 25 por ciento, una cuarta parte del PIB durante el 2010. Entre otros países de la UE en crisis de deuda es también la medida de evasión de impuestos alta.

Casi una quinta parte de la economía española va bajo la denominación ‘negra’ y la cifra correspondiente en Italia es de un 22 por ciento. Las cifras se pueden comparar con el 11 por ciento en Gran Bretaña y el 14 por ciento en Alemania.

La falta de disciplina fiscal es quizás la principal razón de la crisis de la deuda dentro de la UE. Pero es también la solución. Sin embargo, se trata de tener paciencia. Ahora las demandas a los países en crisis son duras para enderezar ingresos y gastos. Sin medidas de ahorro ningunos nuevos préstamos ha sido el mensaje básico. Hasta ahora ha ido ‘así asau’. Alrededor de la mitad de las medidas de austeridad de Grecia dependen principalmente de los impuestos y aumento de los ingresos, y una cuarta parte de la economía griega fuera de control es una explicación de por qué no funciona. Un sistema tributario eficiente no se puede evocar en un corto período de tiempo igual de poco como introducir una nueva visión sobre por qué los impuestos son necesarios.

El riesgo con los planes de ahorro duros en países en crisis de deuda  es lo mismo que hace miles de años atrás. El sistema fiscal egipcio degeneró. Lo que distingue a impuestos de robos es que el estado debe dejar suficiente para que haya algo para fiscalizar el próximo año también. El público en los países en crisis de deuda estima sin embargo que es algo que sus respectivos gobiernos ya han fracasado. Difíciles medidas de ahorro estatales financiadas en gran medida con aumento de impuestos se reciben con protestas callejeras y descontento organizado – en otras palabras corre el riesgo la historia de impuestos de repetirse aunque en plan aún más violento. [blog.svd.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*