Halcones, águilas y hurones pero ni rastro de aviones en el aeropuerto de Castellón

    • Los responsables estiman que los aviones aterrizarán en abril de 2012
    • La empresa adjudicataria rebaja el precio de licitación a 90.000 euros
    • Estudia crear en la base castellonense una escuela de cetrería

La empresa pública promotora del aeropuerto de Castellon, Aerocas, ha adjudicado de forma provisional a la empresa Arte Halcón la vigilancia de la fauna del aeropuerto por un importe de unos 90.000 euros al año por tiempo de cuatro anualidades.

La adjudicataria aportará al aeropuerto ubicado en Vilanova de Alcolea la plantilla contratada para el servicio de control de la fauna: doce ejemplares entre halcones, águilas y hurones. Doce vigilantes más para supervisar el control de la fauna. Serán los encargados de supervisar, ahuyentar o apresar a los animales que invadan el perímetro del complejo aeronáutico, con la particularidad de que no gastan ni uniformes ni armamento ni telefonía móvil.

La concesión no será definitiva hasta la próxima reunión del consejo de administración de Aerocas, cuando sus miembros legitimarán una oferta económica de Arte Halcón inferior en un 30% aproximadamente al precio de licitación, unos 135.000 euros.

Además de un menor coste económico, Arte Halcón ha resultado la adjudicataria provisional del concurso público, al que habían concurrido otras dos ofertas empresariales, al dotar la vigilancia de la fauna del aeropuerto con un mayor número de ejemplares. Mientras el pliego de condiciones para participar en la subasta pública requería ocho controladores naturales, Arte Halcón ha propuesto hasta doce ejemplares.

Todos ellos serán introducidos en el área del aeropuerto de Castellón y, en una jornada laboral de 24 horas los doce meses del año, asegurarán a la navegación un control sobre invasores aéreos o terrestres que pudieran amenazar las operaciones de despegue o aterrizaje de las aeronaves.

aeropuerto castellón

Cada una de las especies seleccionadas, halcones, águilas y hurones, tendrá una especificidad concreta para actuar en cotas altas, a media altura o en la superficie terrestre y han sido entrenadas para no abandonar nunca la parcela del aeropuerto, lo que asegura la máxima operatividad y eficacia en el servicio.

Este tipo de vigilancia sobre la fauna no es exclusivo del aeropuerto de Castellón, sino que se aplica en todos los complejos aeroportuarios para operar con mayor seguridad y reducir el número de incidentes provocados por animales.

Sin embargo, la excentricidad que suma el aeropuerto de Castellón es la posibilidad de acoger una escuela de cetrería, para formar a especialistas en adiestramiento de aves rapaces en el control específico de las bases aeroportuarias. […] [elmundo.es]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*