Escándalo Madoff nunca termina

ESPECIAL BERNIE MADOFF

Bernard Madoff – la vida de lujo que fue bajo el martillo de la subasta

madoff-ENTRE REJAS. Tres años han pasado pero la maraña en torno a Bernie Madoff está aún lejos de ser esclarecida. Al mismo tiempo que los abogados tratan de poner orden en el mayor juego piramidal del mundo luchan los familiares en librarse de culpabilidad. El gran estafador mismo dice por el contrario haber encontrado la paz cuando él cambió su apartamento de lujo por la celda de la cárcel.

El edificio salpica algunos toques de luz de la forma más servil en la 3 ª Avenida, donde la gente pasa deprisa. No muchas personas se molestan en parar a echar un vistazo al rascacielos de 138 metros de altura que en boca de los neoyorquinos es a menudo llamado el Lipstick Building.

Otra cosa era hace casi exactamente tres años, cuando uno de los mayores delitos de la historia económica del mundo se dio a conocer. El 11 de diciembre 2008 acometió la policía contra Bernie Madoff que fue descubierto con que había estafado unos 65 millardos de dólares.

Aunque la estafa ya no se discute más con especial intensidad – otra cosa era cuando se descubrió y la gente pedía su cabeza en una bandeja – pues los habitantes de Nueva York no lo han olvidado.

Una mujer que tiene las manos llenas de bolsas de compras, para a regañadientes. Con un suspiro deja ella saber que ella todavía está cabreada por el fraude, pero que de lo que más sorprendida está es de que ningún familiar de Bernie Madoff haya sido acusado. Que su hijo Mark se suicidara exactamente un año después de que el engaño fue revelado no hace sino reforzar la impresión de que estaban involucrados en el delito, razona la mujer antes de que ella se apresura a seguir adelante a lo largo de la calle 55.

Ella no es sola en repartir la opinión. Que Bernie Madoff habiese tenido éxito en ocultar su ‘truco’ a su esposa Ruth y sus hijos Andrew y Mark, quienes además trabajaban en el negocio de su padre, no se ve como probable por muchos. Sin embargo, es precisamente lo que el trío afirma repetidamente cuando aún  hoy luchan por librarse de la culpa, entre otros mediante libros recién lanzados y apariciones en televisión.

“Yo confiaba en él. ¿Por qué alguna vez se me hubiese ocurrido (hubiese yo caído en) que el negocio no era legal? Su reputación era casi legendaria, dijo por ejemplo Ruth Madoff, cuando ella anteriormente este año apareció en CBS 60 Minutes.

Su reputación es todavía legendaria. Si ahora de una manera completamente diferente.

Bajo gran júbilo fue condenado Bernie Madoff a finales de junio de 2009 por haber estafado el dinero de los inversores. El juez declaró pena máxima – 150 años de prisión. Uno de los hombres más odiados de Estados Unidos se ha negado durante mucho tiempo a dar entrevistas en la cárcel, pero bajó finalmente a principios de este año la guardia y dio la bienvenida a la cadena de televisión ABC.

En la conversación, que no se filmó, explicó el 73 añero Bernie Madoff que él bien puede vivir con la ira de sus víctimas, pero que se indigna por la decepción de sus familiares. Su mujer, Ruth, ciertamente no ha solicitado ningún divorcio porque “no me importa – él morirá de todas formas en la cárcel”, pero actualmente ha cortado todo el contacto con su marido. Así también, su hijo Andrew, que dice que “lo que ha hecho es imperdonable” y que “ha jodido la vida de miles de personas”.

-No ver a mi familia y saber que me odian es lo peor de estar en la cárcel. Yo les defraudé. Pero que Ruth ya no hable conmigo es lo peor. Ella me odia, pero no tiene ninguno en este momento. No es justo para ella. Además, ella perdió a su primer hijo, dice Bernie Madoff a ABC.

madoff2

Aunque los días tras las rejas en la prisión de Butner, North Carolina, difieren sustancialmente de la vida de lujo en el piso de Upper East Side de Manhattan, parece que Bernie Madoff se han ‘aclimatizado’ bien. Para el canal de televisión dice el gran estafador que se siente más seguro en la cárcel que fuera, que tiene gente con quien hablar (uno de los amigos es el espía Jonathan Pollard), y que siente un gran alivio al no tener que tomar decisiones.

Yo viví mis últimos 20 años en el temor de ser descubierto. Ahora ya no siento miedo más. La gente común cree que robé a viudas y huérfanos. Pero yo sólo hice a los ricos más ricos, razona el preso número 61727-054.

Sin embargo es una verdad con modificación. Muchos de los clientes de Bernie Madoff eran sin duda precisamente ricos, pero allí había también un gran grupo de asalariados de ingreso medio que aún esperan respuesta de “cuánto de mucho” – o más bien “cuánto de poco” – con lo que serán compensados.

Paralelamente al trabajo de rastreo que abogados y autoridades realizan sobre las transacciones de dinero continúa el trabajo de tratar de llevar a todos los culpables al banquillo de acusados.

Bernie Madoff afirmó al ser detenido que era único culpable – algo que pronto resultó ser una mentira. Hasta el momento, cuatro personas, entre ellas el jefe de nóminas Eric Lipkin y el consultor contable, David Friehling, se han declarado culpables de complicidad.

Muchas personas y organizaciones, entre ellas la Bernard Madoff Victims Coalition, quieren también agregar una gran culpa a la comisión de valores de EE.UU.. En al menos seis ocasiones, Securities and Exchange Commission (SEC) fue alertada sobre la estafa pero optó por no profundizar en la materia. En su lugar fue descubierto todo el engaño cuando Mark y Andrew Madoff enfrentaron a Bernie Madoff el 10 de diciembre y eligieron ir a la policía.

SEC ha tomado algo como una posición defensiva en la materia. Ellos han dicho en parte que intensificarán el trabajo contra precisamente estafas similares, en parte suspendido o reducido los sueldos de ocho empleados que mantienen son culpables de que los ‘tips’ de los delatores sobre Bernie Madoff nunca fueron verificados. No ha mitigado la crítica contra la SEC, que muchas de las víctimas consideran que ha actuado demasiado suevemente. El primer ‘tips’ o chivatazo debió de haberse recibido ya en 1992. [svd.se]

butner

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*