El verdadero rostro de la crisis

  • Entonces: ingeniero – Ahora: artista de calle

Acróbatas y piratas son el verdadero rostro de la crisis

El verdadero rostro de la crisis es un acróbata que divierte a los automovilistas que paran ante un semáforo en una plaza.

El verdadero rostro de Jesús es una copia de Jesús que parece flotar en el aire, es un pirata que está de pie en una plaza.

Detrás de las máscaras están desempleados que hacen lo que el mercado y los gobiernos en bancarrota requieren de ellos. Poner en marcha su propio negocio.

Grardo Martin, 27, es un español con formación acrobática, Lava d’Amelia, 25, es italiana. Ellos muestran acrobacias en una intersección y con ello ganan alrededor de 30 euros al día. Es suficiente para sobrevivir, pero no lo suficiente para vivir. Ellos viven con amigos. Lava tiene dolor de muelas, pero no tiene “por supuesto”, es ella la que usa la palabra, medios para ir al dentista.

lava y gerardo -Jesús

Cuando hablamos de depresión económica, pensamos en colas en la oficina de empleo, pensamos en comedores populares y personas que se ven obligadas a abandonar sus hogares y salir a las carreteras.

Pero la depresión se puede ver igual de bien en una risa, o en una campeonato loco. En Estados Unidos en la década de 1930 se organizaban bailes maratón en los que el que resistía más – días, semanas – ganaba premios en efectivo.

En la plaza central Puerta del Sol de Madrid se abarrota de gente en temporada de compras navideñas. No se puede creer que el país está a punto de ser aplastado por una montaña de deudas cuando se ve el flujo de gente. Para entretener a todos estos compradores hay artistas callejeros que se disfrazan y hacer trucos.

Allí está el hombre invisible: gafas y sombrero sujetados a palos que aparentan estar sobre alguien que no vemos.

art madridart1

Bajo el traje se esconde Paulina Kirirova, 36, una ingeniero(a) especializada en metalurgia de Bulgaria. Cuando el trabajo se acabó ‘se buscó’ a España y trabajaba como limpiadora. Hace dos años, fue despedida. Ella gana unos 15 euros al día por ser invisible.

Y ahí está el mago cubano Raúl Martínez, 44. Antes ganaba 4000 euros al mes en buques de cruceros en el Mediterráneo y el Mar Báltico. Él ha hecho trucos ante el Presidente Walesa en Polonia.

Competidores rusos objeto jodieron el mercado, ellos curran por 700 al mes más comida, así que ahora Raúl está en la plaza y ante cada presentación, grita:

– Venid a ver al mago negro!

El capital no conoce fronteras. Es por eso que una crisis de pagos en Grecia puede amenazar la economía de toda Europa.

El desempleo tampoco conoce fronteras. A la vuelta de la plaza está una ‘madam’ de frutas de Perú, ex limpiadora, un pirata de Rumania, un ex cuidador de edificios, un hombre de bronce que se ha solidificado en una peculiar posición sentada, un ex disc jockey …

Se detiene uno y los mira un rato. Ofrecen una sonrisa, un asombro. Tal vez tiene uno una moneda en el bolsillo. Resuena en el bote, pero no muy a menudo. Luego se sigue adelante. [bloggar.aftonbladet.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*