Enterró hija y se mata en la tumba

En el novenario con inyección de morfina, Grecia, Alajuela

cementerio Jardín de Paz Las Mercedes, Grecia, Alajuela,Una historia de amor entre una madre y su hija terminó ayer en tragedia en el cementerio Jardín de Paz Las Mercedes, en Grecia, Alajuela, donde sobre la tumba de la joven se quitó la vida su progenitora al inyectarse morfina.

La alerta fue dada a las 3 p.m., cuando se conoció que María Murillo Solano, de 43 años, estaba aparentemente sin vida encima de la tumba de su hija Luisa Rodríguez, quien murió el 17 de noviembre y le hicieron el novenario este domingo que pasó.

De inmediato recurrieron al camposanto varios paramédicos de la Cruz Roja de Grecia que conocían a Murillo, por cuanto la visitaron muchísimas veces en su casa en el barrio Los Latinos para darle colaboración en la atención de su hija, quien tuvo una larga agonía por un cáncer que le comenzó en una rodilla y se le extendió al resto del cuerpo.

Hija y madre eran muy unidas, vivían la una para la otra, por eso la muerte de la muchacha la dejó en estado de shock. Durante mucho tiempo la cuidó y le dio su amor. Todas las atenciones eran para Luisa.

A la joven la muerte la sorprendió en la plenitud de su vida, a los 21 años. Desde ese mismo día a la madre la embargaron el sufrimiento y la depresión. Los vecinos y amigos la estimularon para que organizaran el novenario, que fue el domingo.

Murillo no dormía de pensar en su hija, por lo que ayer a las 3 p.m. fue encontrada sin vida sobre la tumba de Luisa. A la par tenía dos gruesas jeringas de 50 centímetros cúbicos, de las que se utilizan para servicios veterinarios, una vacía y la otra cargada con morfina. […] [MARCO LEANDRO/Foto: Víctor Benavides y Mauricio Arce, corresponsal/www2.diarioextra.com]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*