El terror a envejecer en Suecia

DEBEN AREGLÁRSELAS POR SU CUENTA

La Suecia del primer ministro Fredrik Reinfeldt traiciona a los ancianos que cada vez más deben confiar en familiares dispuestos a ayudar

Reinfeldt hace caso omiso de enfermos y ancianos

Cuidado de ancianos

viejos en sueciaLa mayoría de los ancianos no recibe ninguna atención por parte de la atención pública en absoluto. En la nueva y dura Suecia de la burguesía se ven afectados no sólo enfermos y desempleados. En las últimas décadas las posibilidades de los realmente viejos de obtener ayuda se ha reducido a la mitad.

Es el sindicato Kommunal (Svenska Kommunalarbetareförbundet)/Sindicato de Trabajadores Municipales, que hoy revela que los costos sociales de atención sanitaria a los mayores se ha reducido, a pesar de que cada vez más gente se vuelve vieja. La reducción se aplica tanto en lo que se refiere a cifras reales como a porcentaje del PIB. Si a eso se le añade que las compañías de salud privadas recogen altos beneficios se da uno cuenta pronto de que no puede quedar mucho para los ancianos.

Deben confiar en los familiares

  • En 1980 un 62 por ciento de los de más de 80 años recibía algún tipo de atención, hoy la cifra se ha reducido a un 37 por ciento.
  • En 1980 recibía el 40 por ciento de los viejos ayuda de algún familiar con el que no vivían juntos. Hoy en día debe un 67 por ciento confiar en los parientes.
  • 100 000 personas (leer hijas) se ven obligadas hoy a reducir sus horas de trabajo o dejar de trabajar para cuidar a sus padres ancianos. Esa es la línea de trabajo de Fredrik Reinfeldt.

En muchas normas (líneas directivas) municipales pone hoy que los funcionarios deben primero analizar si existen familiares que puedan asumir la responsabilidad de los viejos. Y entonces no se trata de que los hijos/hijas vayan a venir a ‘visitas de tomar café’, sino de asumir la responsabilidad de la atención, medicación, ducha, cocina, lavado y limpieza.

f reinfeldt viejos no

Nadie quiere a los viejos

En la sociedad de hoy obsesionada con la juventud se habla mucho del puzzle de la vida de las familias con niños. Pocos mencionan que mujeres de mediana edad estresan por lo menos igual de mucho entre trabajo y padres. Para ellas nunca se acaba la mala conciencia. Pero lo peor es obviamente para los viejos. Muchos son ‘multienfermos’, y en el reducido aparato de cuidados de hoy día no hay lugar para aquellos que tienen más de un diagnóstico. Las personas mayores son enviadas entre las secciones donde nadie las quiere y deben ser los hijos los que deben de actuar como coordinadores del cuidado sanitario. 

Fredrik Reinfeldt

Cuidados sanitarios adaptados para los sanos

En el programa de TV de SVT ”Dokument inifrån”/“Documento desde el interior” de ayer pudimos seguir a los hijos de la gravemente enferma de cáncer Florence. Cómo luchaban para encontrar a alguien que pudiese darle a ella aliviantes de dolor. Su lucha es cosa diaria hoy, lo saben todos los que tienen padres enfermos.  Pero en Suecia es la línea de trabajo la que se aplica. La atención sanitaria está adaptada a las enfermedades temporales de gente sana. Cuando los pacientes se vuelven viejos y enfermos de verdad ya no son rentables. Entonces  son enviados a casa y es el ‘hemtjänsten’ (servicio de cuidados a domicilio’) (cuidado en el hogar) y los parientes los que deben repartirse las horas del día. Es el verdadero contenido de la línea de trabajo del primer ministro Fredrik Reinfeldt, que la sociedad hace caso omiso (da por saco) a aquellos que no trabajan. [aftonbladet.se]

línea de trabajo del partido moderado de fredrik reinfeldt

Moderados de Fredrik Reinfeldt - Trabaja!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*