Suecia afectada por la delación

  • Miles de suecos se chivan cada año de sus vecinos y familiares que creen que engañan a la Seguridad Social (Försäkringskassan) con las subvenciones
  • Pero a menudo las sospechas son infundadas

Todos irán a chivarse – he aquí la nueva Suecia delatora

sverigeLa Seguridad Social recibe 26 ‘tips’ (leer chivatazos) cada día. Denuncian a parientes y vecinos por fraude de prestaciones. “La mayoría de los chivatazos carecen de sustancia”.

Ni relaciones familiares ni buena vecindad son muy valoradas cuando los suecos sospechan trabajo negro y fraude en las prestaciones.

Los chivatazos de gente en general se vuelcan a las autoridades, y en lo que va del año la Seguridad Social ha recibido 26 chivatazos – cada día.

– La gente denuncia a sus familiares, vecinos y ex parejas. Es cierto que hay algunas pasas en el pastel, pero la mayoría de los chivatazos carecen de sustancia, dice Daniel Johansson, desarrollador de actividades de la Seguridad Social.

Una gran parte de las denuncias anónimas resultan ser puras invenciones. Pero según Johansson es también común que los demandantes realmente creen que el vecino está engañando.

– A menudo no tienen el cuadro completo. Puede ser que el vecino excava un montón en su jardín a pesar de que está de baja por enfermedad, pero si tiene un diagnóstico psiquiátrico puede ser bueno con el trabajo de jardinería, dice Johansson.

El chivatismo de los ‘norrland-tarras’ es el más infundado, muestran las estadísticas. Hasta finales de septiembre de este año sólo el 8 por ciento resultó en acción, en comparación con el 13 por ciento de Skåne, Blekinge y Småland. En total la Seguridad Social ha recibido más de 7.100 chivatazos de los suecos durante el período. Y más autoridades son llamadas por los chivatos.

– Recibimos un flujo constante de chivatazos. A menudo trata de personas que han abandonado sus estudios pero aún así tienen la ayuda estudiantil, afirma Klas Elfving del CSN.

En Hacienda planean ampliar la gestión de chivatazos, según Lars Lundh, desarrollador de actividades de ministerio de Hacienda.

– También me gustaría introducir la posibilidad de ‘dejar chivatazos’ en nuestro sitio web. Pero es importante que el sitio tenga el aspecto adecuado. No deberemos ser ninguna autoridad de delación, dice él.

Profesor: Una forma de vengarse

Sentido de la justicia y moralidad. Son razones comunes por las que la se chive a las autoridades de que gente a su alrededor engaña, dice Pär-Anders Granhag, profesor de psicología en la Universidad de Gotemburgo.

– Ha tomado uno la posición de ser honesto, y entonces no se gusta de que nadie se deba permitir engañar tampoco.

Mientras que el que se chiva a la policía a menudo es aclamado como un héroe se considera más bien como delación el escribir a la Seguridad Social o a Hacienda:

– La gente a veces mira hacia abajo a los que se chivan a la Seguridad Social o a Hacienda, que es poca cosa si por ejemplo el vecino pinta a pesar de estar de baja por enfermedad, dice Granhag.

El asunto no resulta mejor por el hecho de que muchos de los chivatazos son infundados.

– Es expresión de peleas de vecinos, disputas familiares y otros conflictos, una manera de dar de vuelta y vengarse en lugar de cortar los neumáticos, dice Granhag. [metro.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*