Prefiere el tren a la autocaravana

El viaje en tren de Jan-Erik no se acaba nunca

Reemplazó su vida de jubilado con paseos superficiales en la ciudad y comidas en McDonalds por la vida en un compartimiento.

Ahora pasa los días en los ferrocarriles de Suecia.

Jan-Erik Kaiser, 66, ingeniero civil, es uno de los pocos en el país que posee una Tarjeta Anual Oro de SJ (SJ: equivalente a RENFE en España).

Él se retiró y los días transcurrían rutinariamente. La compañera sentimental (‘särbo’)* [* Särbo: que tienen una relación sentimental pero viven separados] de Jan-Erik Kaiser trabajaba. Él no tenía nada que hacer.

– Yo me colgaba en diversos lugares, cafeterías y bibliotecas. No era tan divertido, dice Jan-Eric Kaiser.

Él iba con frecuencia a Estocolmo desde su casa en Haninge y, a veces iba a parar al McDonalds.

SJ Årskort Guld

Él gastaba caso 200 coronas cada día en comidas fuera.

Suficiente casi para una Tarjeta de Oro de SJ. Cuesta 80.400 coronas por año ( ~ 9.292  EUR al cambio de hoy) – pero entonces se puede viajar ilimitadamente en primera y segunda clase. Además, se puede comer todo cuanto se quiera.

– Compré la tarjeta por primera vez en parte porque era un poco divertido. Luego se acabó el año. Me tomé un descanso. Después de una semana se hizo demasiado aburrido y me compré otra tarjeta. Ahora estoy en mi tercera, dice Jan-Eric Kaiser.

Cada día están los ferrocarriles de Suecia a sus pies. A menudo comienza los días temprano, a las cinco de la mañana. A veces pernocta en un tren nocturno, pero a menudo está en casa por la noche.

Jan-Erik Kaiser viaja siempre en primera clase.

TREN ÖRESUNDSBRON

¿Qué hace entonces en los trenes?

– Llevo conmigo mi computadora y blogueo con banda ancha móvil. Leo periódicos, como y miro para afuera. Siempre puedes encontrar algo nuevo. A veces duermo, dice Jan-Eric Kaiser.

Es interesado en general sobre ​la sociedad y cada viaje en tren le lleva a un querido retorno o a un nuevo conocido.

Y en los meses de verano viaja detrás del sol.

– Allí donde hay sol allí voy. Yo no voy a la lluvia. En el sol puedo bañarme y caminar. En la mitad invernal del año no soy tan sensible. Entonces puedo ir a la tormenta. Puede ser muy emocionante también.

J-E SJ Guldkort

Cuando Aftonbladet consigue contacto con Jan-Erik está él –escucha y quédate boquiabierto- en casa en Haninge.

– Has tenido suerte de encontrarme en tranquilidad. Por lo demás es difícil de conseguir dar conmigo debido a la cobertura móvil, dice Jan-Erik.

¿A dónde has ido hoy?

– Había pensado ir a Gävle y de vuelta. En realidad lo he hecho, pero después de Gävle a Uppsala y de vuelta a Gävle y luego a Stockholm.

Había pensado subirme a un tren nocturno que estaba retrasado de Norrland a Estocolmo, pero me puse inquietao  durante la espera.

– Cuando fui a Uppsala y de vuelta perdí ese tren. Fue un poco hacia atrás y hacia adelante.

¿A dónde vas mañana?

– He quedado con una joven dama en la ciudad para una entrevista, después seguiré desde allí. No he decidido a dónde. Es viernes y entonces quiero llegar a casa a buena hora. Pero la semana que viene resultará probablemente en algún viaje a Copenhague. Me gusta mucho ir allí, dice Jan-Eric Kaiser.

Foto: Kasper Dudzik. Jonsered 2007-01-23. SJ X2000 i vinterlandskap vid Jonsered med sjšn Aspen i bakgrunden.

El pasajero permanente

Autocaravana, es la tendencia entre los de su edad. Otros invirtieten en casa de verano y trabajos de carpintería. Pero no Jan-Erik Kaiser, que compró la Tarjeta de Oro de SJ y empezó a andar en tren, y andar.

– Caro? Depende de con lo que se compara, dice él. Se nota bastante rápido que está acostumbrado a responder a preguntas acerca de su bastante inusual pasatiempo. Andar en tren. Sí, autobús, tranvía y barco en parte también. Todo lo que incluye SJ y la oferta de las diferentes empresas de tráfico de los condados dentro del país. A Oslo, Narvik y Copenhague también puede ir, porque SJ conduce allí.

malmbanan kiruna-riksgränsen

– De hecho, tienen también una línea a Berlín, dice Jan-Eric Kaiser. Pero allí está el límite, a Berlín, no puede ir, lo que no parece importarle tanto.Él puede aún así andar en tren tanto como quiera en Suecia. Hasta ahora ha resultado en 3 años y un total de alrededor de 150.000 kilómetros. – Más de tres veces la vuelta al mundo, dice. Seis días a la semana está fuera y anda en tren. Un viaje aquí, un otro allí. Un tren nocturno a Norrland, uno de vuelta. Con su Tarjeta de Oro puede viajar en primera clase ilimitadamente.

– La comida también está incluida, dice.

Algún dinero en el bolsillo no necesita. No más de un billete de cien coronas para gastos inesperados y algunas monedas si necesita visitar un retrete público.

– Es ”all inclusive”, “todo incluido”, dice.

x2000-oresundsbron_

Tan especialmente caro no opina que es, aunque la Tarjeta de Oro más bien esta pensada para viajeros de negocios

– Cuesta alrededor de SEK 80 000.

Pero claro que es una suma algo redonda para un jubilado?

Bueno, dice él. Si hubiera invertido en una autocaravana nueva sólamente con la depreciación habría estado en esa suma. Después habría resultado impuesto de circulación, seguros, combustible, etc.

Algunas otras obligaciones especiales no tiene durante durante los días. Desde que tuvo la oportunidad de dejar de trabajar como gerente de operaciones de una empresa de informática hace ocho años lleva sólo un pequeño negocio propio que toma tareas esporádicas. A veces se va de viaje a cuidar sus nietos en Kalmar.

Durante sus viajes tiene consigo su ordenador portátil y una cámara. Él escribe y saca unas cuantas fotos durante los viajes y las cuelga en su blog Årskort Guld SJ. Los textos tratan de todo, pero lo que más de viajes. Se mete de buena gana en el debate. Si las estaciones no funcionan como deberían, si el mantenimiento podría ser mejor, y mucho más.

– Pero se debe ser constructivo, no sólo un montón de quejas por retrasos. Opino que eso es aburrido, y por mi parte una media hora aquí o allá no importa, dice.

Por lo general se va durante el día y está en su casa justo a tiempo para el café de la noche con su pareja sentimental en Haninge. Por lo general comienza la gira, como en este día, alrededor de las cinco de la mañana. Él mira su reloj. Son las 10:20  y va a viajar en el tren de las 11:40 de nuevo.

A casa y a vender el coche. No lo he utilizado en un año. [vasttrafik.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*