Nuevos controles de seguridad dividen a los pasajeros en colores

IATA presenta el Control de Seguridad del Futuro

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Miembro Afiliado de la OMT, ha presentado la primera simulación del nuevo concepto de Control de Seguridad del Futuro. Este concepto se ha diseñado para mejorar la seguridad en los aeropuertos a la vez que se reduce la espera y las largas colas, así como el registro “invasivo”, utilizando un sistema inteligente basado en el riesgo.

checkpointof the future

Los principales aspectos del Control de Seguridad son

  • reforzar la seguridad concentrando los esfuerzos allí donde el riesgo en mayor,
  • apoyar el planteamiento basado en el riesgo integrando la información de los pasajeros en todo el proceso de control, y
  • maximizar el proceso de control de seguridad con la gran mayoría de los pasajeros, considerados de bajo riesgo, sin comprometer los niveles de seguridad.

¿Cómo funciona?

El Control de Seguridad del Futuro acaba con el concepto de “una receta para todos” en materia de seguridad. En el control de seguridad existen tres niveles: “pasajero conocido”, “normal” y “mejorar la seguridad”. El pasajero deberá dirigirse a uno u otro en función del identificador biométrico del pasaporte u otro documento de viaje, que muestra el resultado de una evaluación de riesgo realizada por el gobierno antes de que el pasajero llegue al aeropuerto. Los tres pasillos de seguridad dispondrán de la tecnología requerida para inspeccionar a los pasajeros en función del riesgo. Los “pasajeros conocidos” previamente registrados y cuyos datos estén verificados por las autoridades, tendrán un acceso rápido. “Escaneo normal” será la modalidad para la mayoría de los viajeros. Y los pasajeros de los que menos información se disponga, y que serán seleccionados al azar o considerados de “alto riesgo”, tendrán que pasar un nivel más de control.

La tecnología de escaneo que se está desarrollando permitirá a los pasajeros caminar a través del control de seguridad sin quitarse la ropa o mostrar sus pertenencias. Incluso, se prevé que el procedimiento de seguridad se pueda combinar con los procedimientos aduaneros y migración, simplificando aún más la experiencia del pasajero.

Próximos pasos

A través de la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI), 19 gobiernos, incluidos los
Estados Unidos, están trabajando en la definición de los estándares del control de seguridad del futuro. IATA también colabora de forma muy estrecha con el Departamento de Seguridad
Nacional de los Estados Unidos (DHS) en su programa “Checkpoint of Tomorrow” (Control de Seguridad del Mañana), un programa que tiene los mismos objetivos.

“Tenemos la suficiente capacidad para poner en marcha ya mismo el concepto del escáner biométrico y los tres pasillos de control. Y aunque aún necesitamos un poco más de desarrollo tecnológico, solamente transformando lo que tenemos hoy, podríamos ver enormes cambios en dos o tres años”. dijo Giovanni Bisignani, Director General y CEO de IATA. [platma.org]

 

Aerolíneas revelan futuro de seguridad en los aeropuertos

El sector de las aerolíneas presentó el martes un modelo de su visión para el futuro de la revisión en los aeropuertos, incluyendo corredores de alta tecnología y lo que dijo es el uso de técnicas de evaluación de riesgos para aliviar la carga de la seguridad para el viajero común.

Los pasajeros podrán mantener sus zapatos puestos y sus bolsos en la mano – con dentífrico, cortaúñas, laptops y todo – cuando pasen por las revisiones de seguridad en el futuro.

“Dedicamos demasiado tiempo en al 99,9999999 por ciento que no tiene intenciones dañinas, cuando la detección de amenazas debería enfocarse en aquellos con mayores potenciales de daños”, dijo Tont Tyler, director de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo Tony Tyler en una conferencia de prensa en Amsterdam.

El concepto enfrenta obstáculos técnicos y financieros, y probablemente causará objeciones de personas que se oponen a revisiones selectivas o consideran que pasar por exámenes corporales electrónicos viola su privacidad. Pero indica la dirección que el sector espera tomar, dijo Tyler. Añadió que muchos elementos del plan están ya en vigor, y que otros se avecinan.

Argumentó que el “enfoque basado en riesgo” no usa datos raciales ni religiosos. Se apoya en parte en información ofrecida por los pasajeros, en escaneo biométrico y datos en los pasaportes y en observadores humanos que tendrían la autoridad para elegir una revisión más rigurosa para alguien que consideren está actuando de forma sospechosa.

Bajo un punto de seguridad simulado en la Conferencia Mundial de Seguridad Aérea, pasajeros son llevados a uno de tres corredores tras presentar sus pasaportes: azul para viajeros frecuentes, púrpura para viajeros normales y naranja para aquellos considerados de más riesgo.

Los pasajeros no tienen que vaciar sus bolsillos, quitarse los zapatos ni someterse a cateos antes de pasar por el túnel que inspecciona metales, líquidos, laptops y otros peligros potenciales. [TOBY STERLING/elnuevoherald.com]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*