Niños de la calle. ¿Una Clase Social?

gatubarn bombay-El interés que motiva este estudio sobre los niños de la calle es esencialmente teórico más que prescriptivo. Nos proponemos describir, desde una perspectiva comparada, tres dimensiones de la vida cotidiana de estos niños cuyo análisis nos permitirá evidenciar si dicho grupo constituye una clase social definida. Es de notar que usualmente los niños de la calle son clasificados simplemente como niños en pobreza o como parte de los sectores vulnerables, tendencia que no contribuye a su ubicación dentro del sistema de clases. Otra corriente (Bhalla y Lapeyre, 1999) a nuestro juicio algo más precisa los ubica dentro del sector de los excluidos socialmente también integrada por otros grupos como las personas sin hogar, los comerciantes informales, los desempleados crónicos y otros. Nuestro enfoque toma a los excluidos como una clase social y nos obliga a estudiarlos de acuerdo a un enfoque relacional. […]

Una definición más cónsona con la experiencia real de los niños de la calle los vería como niños que trabajan y roban para vivir (Por norma el trabajo se desarrolla en los sectores más subsidiarios de la economía informal), que están fuera de la escuela, que carecen de los cuidados básicos de salud y seguridad y de la protección ofrecida por un familiar o tutor (Consortium for Street Children, 2003). De Benítez (2003) considera adicionalmente que los niños de la calle viven en condiciones que no son las apropiadas para su desarrollo físico y emocional. Se trata de ambientes callejeros donde privan normas opuestas a las de la sociedad oficial. También estima que estos niños son muy vulnerables a los abusos del sistema de judicial y que están comparativamente más expuestos a contraer una serie de enfermedades graves. Según la autora, estas condiciones operan de manera simultánea para levantar una poderosa barrera que hace difícil a los niños desenvolverse fuera del mundo de la exclusión social.

De los 90 millones de niños de la calle, unos 40 millones viven en América Latina y el resto vive en Africa, Asia y un número mucho menor en los países avanzados. Ciudad de México tiene la población más grande de estos niños, llegando a ser cercana a 1.900.000, seguida por São Paulo con 500.000 (12.000.000 al nivel de Brasil), Calcuta con 500.000, Nueva Delhi con 110.000, Bombay con 100.000, Manila con 70.000 y Nairobi con 60.000 (Children Defense Fund, 2000). En algunas ciudades Latinoamericanas el problema se manifiesta en menor grado: en Lima viven unos 10.000 niños, en Bogotá entre 5.000 y 9.000, en Caracas unos 4.000 (14.000 al nivel nacional) y en Guatemala unos 1.500. Este problema también se ha manifestado en algunos países del Este Europeo donde, como resultado de los dramáticos cambios económicos y las guerras, muchos niños han perdido a sus familias y se han visto forzados a encontrar trabajo. En Rusia, la población más afectada por la transición al capitalismo es aquella que se benefició de las ventajas del Estado de Bienestar y demás garantías socio-económicas asociadas al sistema Soviético: los trabajadores de baja calificación, los desempleados, las personas discapacitadas y partes del campesinado. De ahí que, los hijos de estos grupos estén mayoritariamente representados en la población de los niños de la calle que vive en las grandes ciudades del país. En Moscú, por ejemplo, viven unos 6.000 de estos niños. En su mayoría provienen de pequeños poblados y zonas rurales en busca de un futuro mejor en la capital (Stephenson, 2001). […] [Augusto De Venanzi/Gisela Hobaica/unse.edu.ar]

INDIA

A pesar de que el crecimiento del país va récord de rápido y de que el número de millonarios en dólares aumenta fuertemente, vive todavía una gran parte de la población en pobreza y tugurios. El año 2005 vivía un 41,5 por ciento de la población en pobreza extrema, el 2015 se espera que el porcentaje baje a un 22,4 por ciento, según el Global Monitoring Report 2011 del Banco Mundial.

Bombay es la ciudad más poblada de India y la sexta en el mundo. En toda el área metropilitana se calcula que viven unos 20,5 millones de habitantes. La ciudad pertenece a las más ricas del país pero los recursos están distribuídos de forma desigual.

455,8 millones de indios vivían en extrema pobreza el año 2005, según el Banco Mundial. Eso significa que vivían con menos de 1,25 dólares al día, escribe la edición impresa de metro.se con fecha de 4 de octubre de este año.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*