América Latina da la espalda a Europa

CUMBRE IBEROAMERICANA DE ASUNCIÓN

Los países del área se vuelcan en las relaciones interregionales y con Asia

china-Los ojos de la mayoría de los países de América Latina, quizás con la excepción de México, están puestos en Asia, especialmente en China e India, porque lo que América Latina necesita en los años más inmediatos es que no se hunda el consumo para poder seguir exportando, a buenos precios, energía, alimentos y materias primas, y son esos mercados asiáticos los que parecen impulsar con fuerza el crecimiento de una enorme clase media, ansiosa por proveerse de casi todo. Europa, sumida en una grave crisis, y Estados Unidos, incapaz, por el momento, de relanzar un crecimiento solvente, se miran desde este continente cada vez con mayor lejanía, aunque sin desconocer que son, todavía, imprescindibles para el desarrollo de la región. “Simplemente, saben que el socio comercial más dinámico, por ahora y muy posiblemente en los próximos años, es China”, recuerda la agencia Xinhua.

El dinamismo chino funciona, además, en dos direcciones: un alto funcionario brasileño explicaba este viernes en Buenos Aires que su país cuenta ya con 70 empresas instaladas en China; 35 de ellas son representaciones de empresas ya existentes, pero las otras 35 son nuevas sociedades productivas nacidas directamente en aquel país con capital brasileño.

La situación en América Latina ha experimentado en los últimos diez años un cambio formidable y esperanzador. Fundamentalmente porque el boom de las economías asiáticas coincidió, en la mayoría de los casos, con Gobiernos democráticos empeñados también, en mayor o menor grado, en sacar de la pobreza a gran parte de su población y en crear su propia clase media baja, capaz de formar un mercado interno atractivo. El caso más espectacular es el de Brasil, con sus 200 millones de habitantes y sus formidables riquezas naturales, pero el proceso es también muy claro en Argentina o en Colombia, por solo citar dos ejemplos. Es también notable el aumento del comercio intrarregional, que muestra una clara proyección y que ha pasado, entre 2000 y 2010, de un pequeño 15% a rozar casi el 20%.

Si bien es cierto que el comercio con China es el más dinámico para América Latina y que la propia Comisión Económica de Naciones Unidas para la región (CEPAL) cree que el país asiático desplazará antes de 2015 a la Unión Europea (UE) como segundo socio comercial, la realidad es que, en estos momentos, Estados Unidos y Europa siguen estando por delante de China como socios comerciales de América Latina en su conjunto (con México incluida) y que siguen siendo, lo que es muy importante, los primeros inversores. […] [SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ/internacional.elpais.com]

“Fuentes diplomáticas subrayan que la situación ha cambiado radicalmente en las dos últimas décadas. Ahora es América Latina, con un crecimiento anual próximo al 5% del PIB, la que mira por encima del hombro a la postrada economía europea y especialmente a España y Portugal, en el epicentro de la crisis de la deuda. “América Latina se mira el ombligo y, en el mejor de los casos, mira hacia China, principal cliente de sus materias primas. Y España aún no ha entendido que ahora son las naciones iberoamericanas las que pueden ayudarla y no al revés”, añaden las mismas fuentes.” […] [elpais.com]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*