19 trucos para una mejor salud

Por medio de hacer elección correcta en la vida cotidiana puedes fácilmente mejorar tu salud. Tanto es así que incluso puedes prevenir enfermedades graves como el cáncer y enfermedades cardiovasculares!

Fresh salad

1. Frutas cítricas
Qué: naranjas, mandarinas, limones y pomelos.
Por qué: contienen flavonoides anti-inflamatorios que tienen la capacidad de penetrar en las células del cáncer cerebral, matándolas y empeorando la capacidad de las células de invadir los tejidos adyacentes.
Supercontenido: Los flavonoides, que también estimulan la desintoxicación del hígado de materias carcinógenas.
Extra: Elige ecológicas, sin insecticidas, si quieres utilizar la cáscara.

2. Verduras y frutas de fuertes colores
Qué: calabaza, zanahorias, ‘patatas dulces’, calabacín, tomate, 
caki (también conocido como dadelplommon), albaricoques, remolacha – y todas las otras frutas y verduras de colores vivos (como naranja, amarillo, rojo y verde).
Por qué: Contienen beta-caroteno y licopeno, los cuales tienen una capacidad de inhibir el crecimiento celular en varios diferentes grupos cancerígenos.

3. Tomate y salsa de tomate
Qué: Tomate.
Por qué: Rico en la beneficiosa sustancia licopeno, pero para que sea liberado se debe cocinar. El licopeno se dice da una mayor supervivencia a los pacientes con cáncer de próstata. Además contiene el tomate una serie de otros tipos de nutrientes anti-cáncer.
Extra: Haz una salsa de tomate y añade aceite de oliva que ayuda al cuerpo a absorber los nutrientes. Si compras una salsa de tomate preparada, evita las latas con revestimiento interno de plástico, que pueden contener bisfenol A.

4. Vino tinto
Qué: Vino tinto.
Por qué:  Contiene polifenoles, entre otros resveratrol, que se dice protege las células sanas contra el envejecimiento.
Supercontenido: Polifenoles se forman en la piel de la uva y semillas. La sustancia es excretada en la fermentación, lo que significa que el contenido es mucho mayor en el vino que en el jugo de uva.
Extra: La uva pinot noir es particularmente rica en resveratrol.

5. Cebolla
Qué: Cebolla.
Por qué: La familia de la cebolla contiene compuestos de azufre que reducen los efectos cancerígenos de nitrosaminas y compuestos N-nitroso, que se forman en la carne demasiado quemada a la parrilla y ​​en la combustión del tabaco. Estudios sugieren que las personas que comen más ajo tienen una menor incidencia de insuficiencia renal y cáncer de próstata. La cebolla ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre.
Extra: Las beneficiosas moléculas de ajo son fácilmente absorbidas por el cuerpo si se disuelven en un poco de aceite.

6. Algas
Qué:
Algas. Las algas comestibles más importantes son el nori, kombu (alga marina), wakame, aram y dulse.
Por qué: Muchos tipos de algas contienen moléculas que retrasan el crecimiento del cáncer. Fukoidan, que se encuentra en el wakame y algas kombu (kelp) estimulan por ejemplo las células inmunes.
Supercontenido: Nori es una de las especies de plantas extremadamente raras que contienen ácidos grasos omega-3 de cadena larga, que son eficaces contra inflamaciones y esenciales para el funcionamiento de las células nerviosas.

7. Hierbas y especias
Qué: Hierbas como romero, tomillo, orégano, albahaca y menta.
Por qué: Son ricas en terpenos, una especie de aceites etéricos, que reducen la proliferación de células cancerígenas. Karnosol, que se encuentra en el romero, es también un efectivo antioxidante y materia anti-inflamatoria.
Supercontenido: Aceites etéricos, antioxidantes y sustancias anti-inflamatorias.

8. Verduras crucíferas
Qué: Todas las crucíferas, como coliflor, brócoli y col rizada.
Por qué: contienen sulforafano e indole-3-carbinol, activas moléculas anti-cáncer que impiden desarrollarse a células que suponen una etapa inicial del cáncer en tumores malignos.
Supercontenido: sulforafano e indole-3-carbinol.
Extra: Cuece a vapor con tapa o fríe rápidamente, revolviendo de vez en cuando con un poco de aceite de oliva. Si se cocinan demasiado tiempo, las sustancias útiles se destruyen.

9. Bayas
Qué: Fresas, frambuesas, arándanos, moras y arándanos.
Por qué: Contienen ácido ‘ellagina’ (?) y polifenoles, que estimulan los mecanismos que eliminan materias carcinógenas.
Extra: Mezcla bayas con leche de soja y cereales para el desayuno compuestas de granos variados. O come en ensaladas de frutas y bocadillos. Las bayas proporcionan un sabor fresco y dulce que no causa picos de azúcar en la sangre. La congelación no destruye las moléculas anticáncer.

10.  Hongos
Qué: Hongos como shiitake, hongo coral, enoki, champiñones, etc.
Por qué: contienen polisacáridos y lentinan, que estimulan la proliferación y actividad en las células inmunes.

11. Chocolate oscuro
Qué: Chocolate negro, por lo menos 70 por ciento de cacao.
Por qué: Contiene sustancias que impiden el crecimiento de células cancerosas e inhibe el crecimiento de tumores malignos.
Supercontenido: antioxidantes, proantocianidinas y cantidad de polifenoles. Sólo una pequeño trozo de chocolate contiene el doble de polifenoles que un vaso de vino tinto. Y casi tanto como una taza de té verde.

12. Té verde
Qué: Té verde
Por qué: Contiene catequinas, que impiden el crecimiento de tumores cancerosos. Un medio efectivo antioxidante y detoxificante
, ya que activa las enzimas en el hígado que eliminan las toxinas del cuerpo.

Extra: Debe tenerse por lo menos de 5 a 8 minutos en el agua, preferiblemente 10, para que se liberen las catequinas. Bebe después dentro de un plazo de una hora, y de preferencia  2 ó 3 tazas al día.

13. Aceitunas y aceite de oliva
Qué: Aceitunas y aceite de oliva
Por qué: Contienen gran cantidad de fenoles antioxidantes, las aceitunas negras probablemente más que las verdes.
Supercontenido: Fenoles.
Extra: El aceite de oliva debe ser de presión en frío, De la clase extra vírgen. Contiene niveles significativamente más altos de compuestos bioactivos de aceite refinado. El consumo recomendado es de uno a mitad de una cucharada de aceite al día en las comidas, ensaladas o como acompañamiento de pasta, arroz o quinua.

14. Cúrcuma y curry
Qué: Cúrcuma y curry
Por qué: El polvo de color amarillo que es un componente del curry amarillo es el más potente de todos los agentes naturales anti-inflamatorios que conocemos hoy. El polvo también estimula la apoptosis, muerte celular, en células cancerosas.
Extra: La cúrcuma debe ser mezclada con pimienta negra, para que pueda ser absorbida por el cuerpo. También debe ser disuelta en aceite.

15. Jengibre
Qué: Raíz de jengibre
Por qué: Es altamente anti-inflamatorio y antioxidante. Previene ciertos tipos de células cancerosas.
Supercontenido: Aceite etérico.
Extra: Utiliza jengibre rallado en una mezcla de verduras en la sartén ‘wok’ para marinar fruta con jugo de lima o haz una decocción que se pueda beber fría o caliente.

16. Soja
Qué: Soja.
Por qué: Las isoflavonas de la soja bloquean el efecto estimulante de las hormonas sexuales sobre las células cancerosas. Entre las mujeres asiáticas que han consumido soja desde la adolescencia es la incidencia de cáncer de mama significativamente menor.
Extra: Modo de empleo recomendado: Cambia los productos convencionales de leche por leche de soja y yogurt de soja para el desayuno. Usa también tofu, tempeh y miso.

17. Ciruelas, melocotones, nectarinas
Qué: Ciruelas, melocotones y nectarinas
Por qué: Los científicos han descubierto recientemente que frutas de hueso, especialmente ciruelas, contienen igual número de materias anti-cáncer, que bayas. Pero a un costo significativamente menor. Un estudio ha demostrado que el extracto de ciruela tiene un efecto particularmente fuerte en el crecimiento del cáncer de mama.

18. Jugo de granada
Qué: Jugo de granada.
Por qué: Granada se ha utilizado en la medicina persa durante miles de años. Las propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes están bien documentadas en estudios de laboratorio. La fruta también debe tener la capacidad de reducir el desarrollo de cáncer de próstata.
Extra: El uso recomendado es un vaso de jugo de granada al día durante el desayuno.

19. Omega-3
Qué: Omega 3, que se encuentra en el pescado azul (o graso). Buen pescado graso: anchoas, pequeñas caballas, sardinas y salmón.
Por qué: Los ácidos grasos omega-3 de cadena larga que se encuentran en los pescados grasos son anti-inflamatorios. Los ácidos grasos también reducen la propagación de tumores. El riesgo de ser afectado de cáncer es menor entre las personas que comen pescado graso al menos dos veces a la semana.
Supercontenido: Los ácidos grasos omega-3 de cadena larga.
Extra: Pescado congelado pierde con el tiempo parte de su contenido de omega-3.

Fuente: ”Anticancer – Ett nytt sätt att leva” (Una nueva manera de vivir) de David Servan-Schreiber (Natur & Kultur) [expressen.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*