Un psicópata anda suelto en Magaluf

Buscan a un violador múltiple que ha atacado a seis mujeres en Magaluf

retrato robot vilador en serie de magalufEl delincuente sexual casi mató a puñaladas a una de sus víctimas en 2008 – Las muestras de ADN han confirmado que ha perpetrado otras agresiones sexuales – La Guardia Civil le atribuye la violación de una joven en la madrugada del miércoles.

Hay un violador múltiple suelto en Magaluf. La Guardia Civil está volcada en la captura de un individuo al que se le atribuyen al menos seis asaltos sexuales a mujeres jóvenes en los últimos tres años, siempre con gran violencia, entre los que estaría el intento de asesinato de Cheryl Marie M., a la que propinó tres puñaladas en el pecho tras violarla en mayo de 2008, y que se salvó porque la dio por muerta. La última agresión que se le imputa ocurrió este miércoles pasado, cuando una joven fue violada por un hombre que le propinó una paliza.

El caso de Cheryl M. sacudió a los residentes en Magaluf el 30 de mayo de 2008. Esta joven británica de 21 años llevaba apenas una semana en Mallorca, donde había empezado a trabajar como camarera en un bar de la localidad. Sobre las cinco de la madrugada, cuando volvió a su casa, en los apartamentos Magasol, fue atacada por un hombre moreno, que le propinó varios puñetazos en la cara hasta que la dejó inconsciente, la violó y luego le propinó tres puñaladas en el pecho que casi le causan la muerte.

Fingió estar muerta

La joven explicaría posteriormente que, cuando recuperó el conocimiento, el hombre seguía allí y reaccionó con gran violencia, asestándole otra cuchillada en el cuello. La muchacha optó entonces por fingir que estaba muerta y esperar a que el agresor se marchara. Luego se taponó como pudo las heridas del pecho con un cojín y bajó a la calle, desnuda y cubierta de sangre, a pedir ayuda.

La joven fue trasladada a Son Dureta, donde la operaron de urgencia y lograron salvarle la vida casi de milagro. Tras recuperarse en el hospital regresó a Inglaterra, aunque se mantuvo en contacto con la Guardia Civil y se mostró dispuesta a testificar contra su agresor cuando fuera detenido.

Los agentes del Grupo de Delitos contra las Personas y del puesto de Palmanova de la Guardia civil hicieron grandes esfuerzos por localizar al violador, pero sin resultado.

Y volvió a actuar. La Guardia Civil confirmó posteriormente la existencia de un violador múltiple a partir de los análisis de los restos biológicos hallados en algunas de las víctimas. Las muestras de ADN recogidas tras una violación perpetrada en 2008 resultaron coincidentes con las de otra, ocurrida en la misma zona en 2010.

Los investigadores han analizado una serie de agresiones sexuales que se han registrado durante los últimos tres años en la zona, y han llegado a la conclusión de que al menos seis casos de violaciones o intentos de violación habrían sido cometidos por la misma persona.

En todos los casos el agresor se comporta con una gran violencia. Aborda a las víctimas de madrugada, por lo general a jóvenes turistas que regresan a sus hoteles, y les propina fuertes puñetazos hasta que las deja sin capacidad de defenderse. Entonces las viola. […] [X. PERIS / B. PALAU/diariodemallorca.es]

magaluf-

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*