Perro se volvió ‘monstruo’ por collar anti-garrapatas

Mordió a la dueña

napoleon-El pequeño y amable perro de nombre Napoleon se convirtió como en otro perro después de haberle puesto el collar anti garrapatas. Ahora ya se lo han quitado y se parece más a su viejo yo. “Yo no confío en él todavía, es triste pero tomará el tiempo que tome”, dice la dueña Anna Sunesson, el collar anti-garrapatas hizo que Napoleon la atacara:  se siente muy mal tener miedo de él.

Durante dos años, Anna Sunesson, 18, fue la mejor amiga del perro de raza border collie Napoleon.

Pero cuando le puso su nuevo collar de la marca Scalibor el perro se transformó como en otro.

– La mirada de Napoleon era casi psicópata, dice su dueña.

En una zona acordonada del hall de la casa en Karlskrona vive hoy el border collie Napoleon, 2. Al otro lado del enrejado se encuentra la dueña Anna Sunesson y mira a su perro a través de las grietas.

– Se siente muy mal tener miedo de él. Durante dos años ha sido el perro más amable del mundo y de repente se convirtió en un monstruo, dice ella a Aftonbladet.

El sábado 9 de julio vino el primer ataque.

– De repente se puso a mirarme y a gruñir. Luego hizo un ataque, pero entonces mi hermana lo levantó y lo sacó fuera de la habitación.

Al día siguiente se produjo la misma cosa. Y el lunes vino el tercer ataque en tres días.

– Yo estaba sentada en el sofá cuando me mordió el brazo. Ha estado azul más de una semana ahora.

Anna Sunesson cuenta cómo la familia estuvo considerando matar (inyección letal) al querido animal doméstico.

– Fuimos a una tienda de mascotas. Nos dijeron que habían tenido varios clientes con el mismo problema y que el collar de garrapatas podría ser la causa de la agresividad. Llamamos al veterinario que nos aconsejó que le quitáramos el collar y lo laváramos.

Después del lavado se volvió Napoleón como nuevo. O ‘nuevo-viejo’: alegre y cariñoso.

– Pero yo no confío en él todavía. Es triste, pero llevará el tiempo que tome.

Lena Malmgren es una veterinaria del MSD Animal Health que fabrica el collar. Ella dice que Napoleon es el primer caso agresivo que ella ha oído hablar. 

Los efectos secundarios más comunes son el picor y dermatitis alrededor del cuello, además de movimientos tambaleantes y sin coordinación. Tenemos cuatro casos de efectos secundarios reportados en 10.000 collares, dice ella.

Anna Sunesson es escéptica a esa cifra.

El periódico local escribió ayer sobre esto y la gente ha estado llamando durante todo el día. Parece que es mucho más común que eso. [aftonbladet.se]

florentina

Lo de la ‘dermatitis’ nos ocurrió también a nosotros. Le pusimos el collar anti-garrapatas a nuestra chihuahua y a los tres días, al llegar a Oropesa, tuvimos que ir al veterinario pues había perdido todo el pelo en el cuello alrededor del collar y tenía todo el cuello enrojecido. Por lo visto le picaba y mucho y no dejaba de rascarse. Y el collar era de la misma marca que esta chavala menciona. O sea que mejor olvidarse de Scalibor!!!. 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*