Así cambió la vida para los 33 mineros

Su destino capturó el mundo entero cuando estuvieron atrapados en la mina en Chile durante 69 días.

Fueron rescatados frente a las cámaras de televisión que mostraron el drama en transmisión en vivo y los hizo famosos mundialmente.

Ahora – un año más tarde – la vida ha alcanzado a varios de los mineros. Algunos todavía viven como estrellas, pero a otros les resulta difícil volver a sus antiguas vidas.

Para sus familiares es una lucha por recuperar sus viejos maridos, padres e hijos.

– Yo sólo quiero mi marido de vuelta. Quiero vivir la vida que teníamos antes, dice Elizabeth Segovia.

33mineros

Fuera de la mina San José mantenían la respiración los equipos de rescate, esposas desesperadas, otros familiares y el presidente de Chile Sebastián Piñera. Entonces no sabían si los 33 mineros que durante 19 días habían estado atrapados estaban vivos o muertos y esperaban con tensión lo que sucedería.

Cuando el taladro utilizado para perforar a través salió a la superficie, había una nota adjunta en su final.

“Estamos Bien En El Refugio los 33”, ponía en la nota.

Mensaje33Mineros

Lilly Ramírez, esposa del trabajador más viejo, Mario Gómez, 63, recuerda cómo fue cuando se dio cuenta de que lo peor de la pesadilla había terminado. Cuando finalmente se enteró de que estaban vivos en el interior de la mina.

– Recuerdo que me puse de pie y grité de alegría. Y me desmayé. Yo ‘estuve fuera’ durante ocho minutos, dice ella en el The Observer.

El accidente en la mina de oro y cobre en Copiapó en el norte de Chile en agosto del año pasado se convirtió en una de las mayores noticias del año. Pero podría haberse convertido en una historia de corta duración, ya que la presión de los familiares a las autoridades desempeñó un papel importante en los intentos de rescatar a los 33 trabajadores atrapados. Hay quienes dicen que los mineros podrían haber sido abandonados a su suerte, lo que el jefe de la policía regional ha constatado.

– Sabíamos que si los trabajadores de rescate se habrían ido, entonces habría terminado. Así que les pedimos que no nos abandonaran, sino que nos ayudaran a presionar a los jefes de la mina que estaban allí, dice Lily Ramírez.

campamento san jose

Cuando los chillidos de alegría se calmaron comenzó lo que sería una gran operación de rescate. El área encima de la mina – en medio del desierto – se convirtió en una población menor de camping.

Allí irían a vivir los equipos de rescate, familias y periodistas de todo el mundo, que continuamente informaban en vivo en los canales de TV internacionales más importantes, hasta que los mineros fuesen rescatados.

Tomó dos meses antes de que el agujero a la mina fuese tan grande que se pudo hacer un primer intento. El 12 de octubre comenzó la parte crucial del plan de rescate. Poco después de las 5 de la mañana fue sacado el primero de los mineros a la superficie y un día más tarde estaban todos arriba.

– Teníamos la fuerza, teníamos la voluntad, queríamos luchar. Queríamos luchar por nuestras familias y era eso lo mayor de todo, dijo Florencio Avalos, 31, el primer minero que salió de la cápsula.

cápsula-de-rescate-de-los-mineros-chilenos1La vida bajo tierra ya los había cambiado. Pero lo que no sabían era el alcance de la atención. Los 33 héroes de la mina se habían convertido en celebridades mundiales y sus historias de vida fueron escritas en los periódicos de todo el mundo.

Se reportó entre otros de cómo Mario Gómez propuso en matrimonio a su Lilly allá abajo en la mina.

Ariel Ticona, 29, se convirtió en padre mientras estaba atrapado. Su esposa Elizabeth Segovia fue entrevistada acerca de cómo se sentía ante el nacimiento y su hija Esperanza – que obtuvo su nombre decidido por los mineros – fue fotografiada como  recién nacida por los periódicos.

Yonnie Barrios, 50, fue uno de los más publicitados. Cuando salió arriba se dio cuenta de que todo el mundo sabía que él tenía una amante. Su esposa se reunió con ella fuera de la mina – donde los dos esperaban para saber si él iba a sobrevivir o no.

No podían imaginar lo que podría esperar cuando salieran fuera. Porque no era el tratamiento habitual a que las víctimas de accidentes se enfrentan. Fueron ciertamente  llevados a un hospital inmediatamente después -, pero pronto comenzaron a llegar invitaciones de viajes a eventos por todo el mundo.

La CNN los llevó a Los Angeles, en el Reino Unido crearon un gran revuelo cuando fueron trasladados al Old Trafford para ver el partido del Manchester United – y 31 de los mineros fueron junto con sus familias a Disneyworld en Florida.

Para Edison Peña, 34, se volvió la pesadilla en un sueño. Él es uno de los que ha intentado aprovechar su recién ganado estrellazgo para hacer lo que él soñaba. Abajo en la mina, trató de evitar el aburrimiento mediante correr adelante y atrás en uno de los pasajes subterráneos, cerca de 5 kilómetros al día. Antes del accidente era un corredor de ‘jogging’ común, pero las fotos de cuando corría por la mina hicieron que él fuese invitado a correr el maratón de Nueva York y Tokio.

Y no sólo eso. Él vivió su sueño, actuar como Elvis Presley.

Un mes después de ser rescatado de la mina se encontraba en Nueva York y de repente en un estudio de televisión con un intérprete y la estrella de talk-show David Letterman. Tuvo que responder a preguntas sobre minas y sobre lo que pasó en San José – y contó que cantaba canciones de Elvis para matar el tiempo. Luego se levantó en el estudio de televisión y arrancó con la canción “Suspicious Minds”, a los vítores del público.

– Oh my goodness, exclamó Letterman después del show.

Pena se trasladó más tarde a la capital de Chile, Santiago, y ha continuado haciendo apariciones como Elvis, entre otros en la televisión alemana e italiana. También ha estado en Londres y dado una conferencia. Su compañera, Angélica, se ha visto obligada a darse cuenta de que la vida no es como antes.

– La mina me dio otro Edison. Su personalidad y principios se quedadon allá abajo, dice ella en The Observer.

También Ariel Ticona y su esposa Elizabeth han participado en el contexto de la televisión. Ella cuenta que fueron a Alemania desde Chile para participar en un programa de televisión, pero han decidido no volver a hacerlo.

– Cinco minutos, mostrar al bebé y ninguna pregunta interesante, explica.

También habla ella de cómo los vecinos no los tratan como víctimas del accidente de la mina y que casi se siente como que ellos quisieran haber sido afectados – para que también ellos pudiesen experimentar lo que es ser una celebridad.

– Pero lo que queremos es poner todo esto detrás de nosotros. Por lo menos yo, quiero olvidar todo esto. No quiero más, yo sólo quiero mi marido de vuelta. Quiero vivir la vida que teníamos antes, dice.

Los mineros no necesitaron en un principio preocuparse por tener que volver al trabajo, mientras no podían manejarlo. Un seguro estatal les dio además la oportunidad de ir a terapia cada semana para tratar lo que habían vivido. Pero pocos lo hicieron. Ya sea porque todos los viajes y misiones por todo el mundo lo hicieron imposible – o porque no creían que les diese nada.

Ahora, casi un año después del accidente, 14 de los trabajadores han pedido jubilación anticipada, ya que no se consideran capaces de trabajar más. Algunas de las familias están preocupadas por la economía, pero tienen puestas sus esperanzas en que recibirán una compensación. La semana pasada demandaron 31 de los 33 mineros al gobierno por la falta de seguridad en la mina San José.

– Esta demanda es para que no vuelva a suceder. Es para que las condiciones mejoren, dijo Omar Reygadas a la CNN.

Ellos piden el equivalente a algó más de cuatro millones de coronas suecas cada uno.

Ese es el precio que ellos quieren que el estado pague, porque sus vidas no volverán a ser como antes. [expressen.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*