79 minutos de terror

Durante 79 minutos asesinó Anders Behring Breivik, 32, sistemáticamente a los jóvenes en el camping del AUF.

– Aftonbladet ha mapeado el camino del asesino en serie en Utøya.

  • 17:08 Baja Anders Behring Breivik, 32, del ferry en Utøya. Dispara directamente.

  • 18:27 Es detenido por la fuerzas especiales de ataque. Entonces están 68 jóvenes muertos. En tierra, en la playa, en el agua.

utöya

1 “Él estaba fuertemente armado”

A las 16 horas llega el 32 añero a tierra firme en una camioneta de color claro. Él está vestido con un húmedo – o traje seco (?) con una insignia de policía en el brazo. Él tiene un arma fuertemente cargada y un rifle de mayor tamaño. Él también tiene una tarjeta de identificación en una cuerda alrededor del cuello y lleva una maleta. Él dice que va a Utøya para un chequeo de rutina.

– Él estaba fuertemente armado. Tenía un rifle de algún tipo y una pistola en su muslo. Y tenía un baúl de plástico duro, dice el marinero Johannes Dalen a VG.

Después de haberse legitimado a sí mismo, dijo Anders Behring Breivik que más policías estaban en camino.

2 Se pone sospechosa

Junto con varios miembros del AUF viaja él con el barco del AUF a Utøya. Allí hay 535 jóvenes, según el cuaderno de bitácora del ferry.

utoya

3 17:08 Primer disparo

A las 17:08 va Behring Breivik a tierra. Él dispara directamente. Monica Bøsei y Trond Berntsen se convierten en sus primeras víctimas. Johannes Dalen Giske está todavía en el barco.

– Lo siguiente que veo es que se está y dispara abajo en la cuesta, donde antes había hablado con Mónica Bøsei y Trond Berntsen. Mi primer pensamiento es que está probando el arma, pero que debería haber sido un poco más discreto. Después viene gente corriendo de la ‘casa de información’, dice Johannes Dalen Giske a VG. Él toma a los que corrieron hacia el barco y alerta a la policía.

4 “¡TODOS ADENTRO! ADENTRO! ADENTRO! ADENTRO!

El miembro del AUF Håkon Sandbakken sólo ha tenido tiempo de dar unos pasos a la zona del kiosco, cuando oye los disparos de la playa:

– De repente se oye un gran número de explosiones (tiros) de abajo a la altura del mar. Algunos hacen un ‘número’ de ello, pero luego, unos segundos después escuchamos gritos y corridas. Alguien grita: “Todos, adentro! Adentro! Adentro! dice él a Budstikka.no.

5 Se reúnen en el comedor

Håkon Sandbakken es escéptico, pero acompaña adentro hacia el comedor del edificio principal.

También Anders Behring Breivik va entonces hacia la casa principal.

Allí acaban de tener una reunión acerca de lo que ha sucedido en Oslo.

Nuevas explosiones se escuchan y el grupo en el comedor recibe órdenes de salir fuera.

– Todos en el comedor corrren a través del edificio hacia la salida del extremo opuesto. Se convirtió en un cuello de botella al final del edificio, todos van más lentos allí, escribe Sandbakken.

6 Llamó a su madre

Julie Bremnes llama a su madre y cuenta que es un hombre loco que dispara.

– Ella me pidió que llamara a la policía y yo le pedí que enviara mensajes de texto sms cada cinco minutos, para que yo supiera que estaba viva, dice la madre de Julie, Marianne Bremnes a vg.no.

escapada de jóvenes de utöya

7 Engaña fuera los jóvenes

Håkon Sandbakken se bloquea (encierra) en en uno de los baños en el edificio principal.

– Todo el tiempo llamaban los teléfonos celulares en la sala grande. Además de las altas explosiones metálicas son las señales de llamadas de los teléfonos móviles lo que recuerdo con más claridad.

Cada minuto era un nuevo teléfono que sonaba. Cada señal representa a nuevas familias. Nadie se acercó, escribe él en Budstikka.no.

Al mismo tiempo atrae Behring Breivik a jóvenes diciendo que él es policía. Una vez fuera, dispara él a varios de ellos.

– Oímos ruidos metálicos desde el otro extremo, el sonido hacía eco a lo largo de la pared hacia nosotros, escribe Sandbakken.

8 Masacre en las rocas

17:27, la primera señal de alarma a la policía local en Buskerud, que alerta a las fuerzas especiales de ataque. La masacre continúa en la isla. Behring Breivik debería haberse movido “a lo largo y a lo ancho” de la isla, entre tiendas de campaña, edificios y el bosque, de acuerdo con testimonios que la policía recibió. Behring Breivik debería haber matado a los jóvenes que trataron de esconderse en sus tiendas de campaña. Él también baja a la orilla del agua y dispara a la gente que ha tratado de ponerse a salvo en las rocas, o tratan de nadar fuera de la isla.

Siete jóvenes fueron hallados muertos en la playa rocosa en el extremo noreste de la isla, donde es más cercana al continente. En su desesperación, trataron de huir de los disparos escondiéndose en grietas y – quizás – cruzar a nado a tierra firme.

ABB1

9 Se escuende en la casa de campo (cabaña)

Behring Breivik dispara fuera de la casa, adentro a través de las ventanas y contra paredes y puertas. Pero no entra en la casa sino que sigue adelante.

– Oímos que recargaba las armas y esperabamos a que la munición se agotara. Pero no lo hizo nunca, dice Miriam Einangshaug a Aftonbladet.

10 Lo ve todo desde el árbol

Samuel Muyizzi sube a un árbol para escapar de los disparos. Desde el árbol oye él cómo Anders Behring Breivik intenta engañar a la gente fuera de sus escondites. El 32 añero debería haber dicho que iba a salvarlos.

En su lugar, ejecuta a unas 20 personas.

– Él era del todo ‘frío de hielo’ y actuó como un asesino profesional, dice Samuel Muyizzi al periódico noruego Dagbladet.

11 “Se sentía como horas”

Elise, 15, se escuende bajo una roca cerca del edificio principal. En la misma roca se sienta Anders Behring Breivik, y dispara contra sus amigos.

– Se sentía como que duraba durante varias horas, dice ella a VG.

aftonbladet.se/nyheter/terrordadetinorge/article13392460.ab 

12 Toma protección en el agua

Jörgen Benum corre como muchos otros abajo al agua (mar). Él ve barcos fuera de la isla, pero no sabe si se atreve a confiar en ellos. A su alrededor se escuenden personas entre las rocas, o se lanzan al agua para escapar. Jörgen cree que muchos murieron en el agua.

– Yo vi a gente recibir disparos, dice él a la noruega TV2.

13 “Teníamos ropa de alegres colores”

Kristoffer Nyborg, 24, comienza a correr hacia el bosque cuando Behring Breivik dispara. Él llega a las rocas en un cabo de la isla. Allí intenta él y un gran grupo de niños y jóvenes esconderse detrás de los arbustos.

– Pero era inútil. Teníamos la ropa de alegres colores sobre nosotros y eran demasiado fáciles de descubrir, le dice a Dagbladet.

Varios de ellos saltan al agua. Ellos ven a un policía en el cabo. Entonces nadan de vuelta – en línea recta hacia Anders Behring Breivik.

– De repente el policía tomó un rifle y disparó a los niños que estaban en tierra, dice Kristoffer Nyborg a Dagbladet.

Entonces se dan la vuelta de nuevo – y consiguen nadar hasta la salvación.

En las rocas fueron encontrados varios jóvenes muertos, informa VG.

14 Twitter desde el infierno

El miembro del AUF Kjetil Vevle tweetea desde la playa donde se escuende. Primero escribe: “Alguien dispara en Utøya. Alarmar a la policía! “

Más tarde escribe:

“Estamos sentados en la orilla. Un hombre que dispara está vestido con uniforme de policía. Ayudadnos hasta que llegue la policía. “

Él sobrevive.

15 Rescatados del escondite

Un chaval baja por un acantilado y se escuende en una grieta en la roca. Allí permanece él mientras ABB (Anders B…) dispara violentamente por la isla. El chaval es rescatado más tarde por la policía que lo iza arriba con una cuerda.

16 “Metódico y de sangre fría”

El miembro del partido de izquierda sueco Ali Esbati, 34, sale corriendo de la cafetería y huye hacia el agua cuando comienza la masacre. Se escuende en el agua y sólo tiene la cabeza encima de la superficie. Él ve al asesino de pie y disparar en la playa.

– Yo temía por mi vida. Era metódico y de sangre fría, dice Ali Esbati a Aftonbladet.

17 Es detenido sin resistencia

A las 17:52 llega la primera patrulla de la policía a la playa de Tyrifjorden. Luego, a las 18:03, llegan las fuerzas especiales de ataque. Llegan a tierra a las 18:25 y dos minutos más tarde es detenido el 32 añero en la recepción en la isla sin resistencia. Entonces se encuentran cadáveres a lo largo de toda la playa rocosa, tanto en Bolsjeviken como al otro lado de la isla, a lo largo de Tyrifjorden. [aftonbladet.se]

 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*