Un salto increíble en las Indy 500

Indy 500 Tanner FoustUna famosa marca de juguetes replicó, en tamaño gigante, una de sus rampas para autitos a escala. Ante 400 mil espectadores, el resultado fue un sorprendente vuelo de más de cien metros.

Se sabe: los estadounidenses no se andan con chiquitas a la hora de organizar un evento promocional. Y mucho menos si esa “acción”, como se suele llamar en el mundo del marketing, ocurre en un megaevento deportivo como las 500 Millas de Indianápolis o en su par de Daytona. Así, una famosa marca de autitos a escala decidió aprovechar la conmemoración de los 100 años de la mítica carrera para sorprender con un espectacular salto usando una gigantesca rampa, similar a las que se venden –miles de veces más chica, claro- en las jugueterías.

Ante unos 400 mil espectadores en el Indianapolis Motor Speedway, una camioneta amarilla apareció en lo alto de una rampa que comenzaba en la parte superior de una especie de puerta gigante, simulando una de las famosas pistas V-Drop de la marca Hot Wheels. Dentro, un “piloto misterioso” dispuesto a sorprender tras el conteo regresivo.

El salto, que fue de 101 metros, estableció un nuevo record y cortó la respiración del público por unos segundos. Luego de la acrobacia, se supo la identidad del piloto misterioso: el multifacético Tanner Foust, tres veces campeón de los X-Games, piloto de drift, rally, conductor de televisión y uno de los protagonistas de la serie de videojuegos Collin McRae DIRT. [clarin.com]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*