Se teme lo peor

greklandEstoy cansado de los griegos …

Los griegos son los jugadores falsos del mundo. Comen, beben ouzo, sonríen, charlan sin sentido y están sentados en cafés. Currar hacen lo menos posible. En su lugar viven del dinero – sumas astronómicas! – que su gobierno toma prestado de bancos, compañías de pensiones e instituciones internacionales. Sin duda tú ayudas – Sí, tú! – a subvencionar a los griegos, al menos indirectamente.

 Además es lo mismo con los portugueses, españoles, irlandeses y hasta cierto punto italianos. Todos ellos viven fuera de su alcance y todavía tienen la osadía de querer recibir contribuciones de nosotros gente que trabajamos duro, currrantes torturados con altos impuestos en otros países. Todo el mundo debe tener simplemente igual, independientemente de la inversión propia …

 El gobierno de Grecia se encuentra ante el voto de confianza hoy. Probablemente ganará, pero confianza – no, gracias!

 OK, ahora he ‘escrito fuera de mi’ la rabia! Y así de fácil, no es. La inmensa mayoría de los griegos (y portugueses, etc.) son personas honestas. Su problema es que los políticos que gobiernan han creado un sistema donde se compran – no dudo en usar la palabra – los votos de los electores con la ayuda de un aporte tras otro. Podría llamarse corrupción, pero en su lugar hablamos de la prosperidad y la igualdad. En otras palabras: democracia, aunque innegablemente con tornillo …

 La moneda unitaria, el euro, juega un papel importante en ello. Antes del euro, Grecia se habría sudado a través de la crisis con la ayuda de una devaluación, o se,a disminución del valor de su moneda, el dracma, de manera que los productos de exportación bajarían de precio, pero las importaciones serían más caras. Resultado: menos dinero invertido en productos extranjeros, menos consumo de lujo, más ahorro, saneamiento de las finanzas. Suecia devaluó varias veces hasta que dejamos flotar a la corona, es decir, más o menos adaptarse automáticamente al mercado mundial – un sistema que ha funcionado desde el comienzo de los años 90 …

 Para Grecia y los otros países en crisis en Europa será una cuestión de ahorrar, reforzar – y pagar los préstamos de vuelta. Irá a picar, pero la alternativa es una quiebra, que se extendería por toda Europa y el mundo, pisaría los frenos en todas partes y – en el peor de los casos – haría al euro más o menos de valor nulo. Podría ser una repetición del desastroso comienzo de la década de 1930.

 Al escribir estas líneas, he conducido por Europa durante unos días. Es fácil ver que hay preocupación en el aire y – sobre todo – en los medios de comunicación. Noticias se difunden hoy más rápido y más amplias que nunca antes. Lo mismo se aplica a profecías y malos presagios.

 Periódicos, radio y televisión dan a la crisis una cantidad enorme de espacio y muchos comentaristas temen lo peor. Lo mismo se aplica a los líderes políticos.

 Se teme lo peor, pero realmente no sé sabe qué hacer para escapar. Durante muchos, largos años la gente en Europa, a diferencia de Estados Unidos, ha aprendido que es labor del Estado, lee el gobierno, los funcionarios públicos, etc., el ver que ninguna persona sufra necesidades y que todos tengan trabajo. O en todo caso subvenciones. Colectivos y grupos están en el centro y el individuo preferiblemente deberá ajustarse en la línea – todo se vuelve tanto más fácil si así sucede. Además, evita él/ella la terrible responsabilidad …

 Vivimos bien, la mayoría, pero mucho indica que es por tiempo prestado y desde luego de dinero prestado. Igual que: podemos esperar aumento de impuestos, tiempos más apretados y más difíciles – mucho más difíciles … [expressen.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*