Marco Paoloni drogó a su equipo en Italia

El “1” que drogaba a su equipo

El escándalo estalló hace seis meses, tras un partido sospechoso en la tercera división entre el Cremonese y el Paganese. Se hizo una investigación y un juez italiano aseguró que existía “un sistema organizado” de corrupción, con jugadores dispuestos a recibir dinero a cambio de arreglar el resultado de un partido. Y hasta se dieron números: las tarifas eran de 400.000 euros por un encuentro de primera, 120.000 euros para uno de segunda y 60.000 para un encuentro de la Lega Pro (tercera).

Pero aquella investigación, además, arrojó un nombre: Marco Paoloni. El arquero del Cremonese habría drogado a algunos de sus compañeros de equipo para que se sintieran mal en un partido que terminó con victoria 2-0 contra el Paganese.

Paoloni, que arrancó su carrera en la Roma, puso en la bebida de su equipo cierta cantidad de Lormetazepam (medicamento que induce el sueño). Cinco compañeros y hasta el masajista resultaron afectados, pese a lo cual el Cremonese ganó el encuentro. Pero después uno de los que tomó el sedante tuvo un accidente (perdió el control de su auto en la ruta) y otros dos jugadores sufrieron desvanecimientos.

Preocupado, el presidente del Cremonese mandó a hacer análisis de orina. Tras encontrar restos de Lormetazepam, se hizo una denuncia policial y tras “pinchar” algunos teléfonos, se descubrió que Paolini era una suerte de ludópata y que tenía una “feroz propensión” a las apuestas, informó el diario español El País. […] [sitioandino.com.ar]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*