La gente abandona Villa La Angostura

Volcán Puyehue

El 40% de la población ya abandonó sus casas. Mujeres y niños dejan la ciudad, los hombres se quedan a cuidar las propiedades. LLegan psicólogos a la que por estos días fue declarada “zona de desastre y emergencia económica y social”.

villalaangostura

La compleja situación por las cenizas se agrava, además de los problemas con el suministro de electricidad y agua, cerca de 3.000 personas, del total de 11.087 habitantes de la ciudad de Villa La Angostura, decidieron dejar sus viviendas. El gobernador de Neuquén Jorge Sapag, declaró ayer a Villa La Angostura como zona de “desastre y emergencia económica y social”. Esto, sumado a la resolución Nº 0762 del Consejo Provincial de Educación, que dispuso el receso invernal para todos los establecimientos educativos de distintos niveles y modalidades de enseñanza a partir de anteayer y por más de un mes, aceleró la decisión que algunos estaban postergando.

 

Sin embargo, la situación no es fácil. Las familias se dividen y mientras las mujeres y los niños parten hacia casas de familiares, los jefes de hogar se quedan por sus trabajos y para cuidar sus propiedades según informa un matutino. Y entre los que se quedan están los voluntarios que acuden de manera diaria para conformar grupos de ayuda a quienes no pueden limpiar techos o casas. Las organizaciones de la ciudad también aportan su personal y las fuerzas de seguridad como el Ejército, que desplegó 110 hombres y 40 vehículos.

 

Por otra parte, un equipo de psicólogos sociales del Ministerio de Salud llegó anoche a Villa La Angostura para dar contención terapéutica a la población afectada por el chileno. Los profesionales arribaron anoche a esa comarca neuquina  para evaluar en territorio las necesidades psicológicas de las personas que vieron modificadas sus condiciones de vida por la persistente caída de cenizas.   

La proximidad de la villa neuquina al complejo volcánico chileno de El Caulle, de apenas 40 kilómetros, hizo que allí se registrara la mayor caída de cenizas, arena volcánica y otros  materiales piroclásticos, por lo que entre otros inconvenientes no  hay clases desde el 6 de junio pasado. [territoriodigital.com]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*