El rey debería ‘abrirse’ en un tribunal

domstol_Pensad lo sencillo que sería poner fin a todas las especulaciones sobre el rey. Dejad que él ‘ante cortina abierta’ presente su caso en un tribunal. También sería el juicio del siglo.

Su Majestad el Rey ha testimoniado ante la agencia de noticias TT y el pueblo sueco que es víctima de calumnias maliciosas. A raíz de esto, las acusaciones de mentiras y rumores han llovido entre una mezcla de actores en la arena pública -personas que se sienten deshonradas por otras y que al parecer están dispuestas a luchar hasta la última gota de sangre por lo que creen es la verdad.

Aquí hay de todo, desde propietarios de clubes porno a escritores y jefes de medios de comunicación y aquellos a los que en los viejos tiempos se llamaba los hombres del rey. El último de la fila de conflictos abiertos, se encuentra en el nivel superior el colegio de abogados*. La pregunta es innegablemente importante para muchas personas y miembros del parlamento y otros comentaristas incluso han exigido una comisión de la verdad.

¿Necesita ser tan complicado poner fin a todas las especulaciones? En realidad no. Suecia ha sido durante siglos una comisión de la verdad institucional que es profesional en llegar lo más cerca a la verdad como es posible en lo referente a la acción humana: los tribunales ordinarios. Estos están abiertos a todos los que se consideran a sí mismos deshonrados y expuestos a difamación y tienen además una potente batería de herramientas a su disposición.

En un juicio, el tribunal puede citar a los guardaespaldas de la Säpo (policía de seguridad sueca) al estrado de testigos o exigir las supuestas fotos del club porno como prueba con apoyo de la llamada ‘obligación de exhibición’. El rey mismo está ciertamente exento de obligación de prestar testimonio, pero sería extraño si él ante un tribunal no estuviese dispuesto a decir lo mismo que en la entrevista a la TT. A los propietarios de clubes porno y la ‘pandilla de chavales’ del rey, se aplica  obligación general de prestar testimonio. 

Lo mejor naturalmente sería que el propio rey ‘agarrara’ esta oportunidad que de manera controlada y ‘ante cortina abierta’ (a puertas abiertas) presentara su caso (su ‘cosa’). ‘País debe ser construido con ley’ y las leyes son aplicadas por los tribunales según la misma constitución que da legitimidad a la exaltación propia del rey. (?) Este sería el juicio del siglo, y claro que sería fantástico el escuchar “yo Carl XVI Gustaf, Rey de Suecia, prometo y declaro por mi honor que voy a decir toda la verdad y no pasar por alto, agregar o cambiar.” Sea cual sea el resultado del juicio. [edición impresa de metro.se/”Kungen borde öppna sig i en domstol”]

* Sveriges advokatsamfund får inte svassa för kungen” – DN.SE

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*