Suecia es ahora invadida por avispas

avispaSon grandes – y son inusualmente numerosas. La primera invasión de avispas del año está aquí. Se trata de las llamadas reinas que están buscando lugares para construir nidos.

Si oyes algo en el aire que zumba – entonces es probable que sea una avispa. Este año es para la temporada inusualmente alto el número de avispas en movimiento.

Son hembras embarazadas, son sólo ellas las que sobreviven el invierno, dice Lars-Åke Janzon, biólogo deL Naturhistoriska riksmuseet.

La razón de que las avispas sean tan numerosas esta primavera es el buen verano de avispas el año pasado. Pero también el crudo invierno ha sido inusualmente favorable.

Claro que hizo frío. Pero también tuvimos una manta enorme de nieve que ha servido como un edredón para las avispas que han hibernado en pequeñas cavidades, dice Lars-Åke Janzon.

Ahora las avispas andan a la caza de buenos sitios de nidificación.

– Entran en cualquier lugar*. Por lo general, quieren un espacio oscuro con una estrecha entrada.

Aunque las hembras sobresaturadas de huevos parecen intrusivas, no están buscando el atacar, señala él.

Una vez que las hembras han construido sus nidos y parido la primera camada de trabajadores nunca más dejan el nido de nuevo, el resto de la vida lo dedican a producir huevos.

De aqui a algunos meses estarán las primeras avispas listas para volar. Es el tiempo en el futuro próximo el que determina si será un verano de avispas o no. Si resulta cálido y moderadamente seco, una sola reina en un solo nido dar lugar a casi 10 000 nuevas avispas. Pero a Lars-Åke Janzon no le parece que se deba matar a las avispas que entran a través de ventanas abiertas.

– Espantadlas afuera en cambio. Ellas llenan una gran función, como depredadoras quitan en principio casi todos los insectos dañinos en el jardín, tanto escarabajos como larvas.

Si se encuentra un nido de avispas se puede aprovechar para quitarlo cuando la avispa está fuera para conseguir alimento para sus larvas. [expressen.se]

* Del todo cierto, son terriblemente grandes y el zumbido que sacan asustaría hasta al mismísimo ‘Terminator Schwarzenegger’. Y como no siempre se consigue espantarlas y que salgan afuera, a veces no queda más remedio que matarlas. Esta semana ya van tres…

Los teléfonos móviles matan a las abejas

Perdió sus piernas – por una picadura de avispa

Abejas y avispas
vespa construindo
 
AVISPAS

Las avispas instalan sus colonias o nidos en las grietas de los árboles, debajo o el interior de troncos abatidos, debajo los aleros de las edificaciones, en los resquicios de los tejados de las viviendas, dentro de los canalones y en cualquier lugar donde puedan instalar el avispero. Las especies que se convierten más fácilmente en plagas incluso colonizan en la tierra, formando nidos subterráneos.

Las colonias las forman las reinas. De sus huevos fertilizados salen las obreras que serán hembras estériles. Los no fertilizados producen los machos y otras reinas. Suelen aparecer a finales del verano.

Durante el invierno mueren todas las avispas, excepto las reinas inseminadas que sobreviven durante el invierno dentro de sus refugios. Las avispas confeccionan nidos de papel ondulado, con celulosa masticada, formando celdas donde la reina deposita un huevo en cada uno de ellos.

Un nido de avispas puede contener hasta unas 20.000 celdas. Pero lo más frecuente es que albergue de mil a cuatro mil obreras. Las obreras, al final del verano, construyen celdas reproductivas de mayor tamaño destinadas a las nuevas reinas. Los machos ocuparán las celdas viejas de las obreras. A finales de otoño el avispero empieza a decaer. Las nuevas reinas lo han abandonado llevándose los machos para acoplarse. Únicamente las reinas fecundadas sobrevivirán. Los machos y las obreras fallecerán en su totalidad.

Las avispas, a diferencia de las abejas pueden picar varias veces. No pierden el aguijón como sucede a las abejas. No obstante tampoco pican tan fácilmente. Son muy tolerantes, y no se excitan a menos que se las moleste y provoque con insistencia. Tienen que sentirse muy agredidas. Sus picaduras suelen ser muy dolorosas. El ataque de muchas avispas puede resultar una seria amenaza. Especialmente en personas con sensibilidad alérgica. Por ello es mejor mantenerlas a distancia. […] [saludambiental.net]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*