Rey sueco podría batir récord de tiempo en el trono

Decreciente apoyo – pero puede permanecer en el trono por tiempo récord

Kungen (1)El rey rige. 

No habrá una vida de jubilado para Carl XVI Gustaf, 65.

Pero ¿cómo irá él con edad creciente a poder seguir siendo “Por Suecia – en el tiempo”?

El hecho de que los miembros de la familia Bernadotte viven por mucho tiempo puede poner en peligro la monarquía sueca

A nuestro Rey le encanta celebrar cumpleaños. Su entusiasmo no ha disminuido con el aumento de los años. La combinación de la noche de Walpurgis, la entrada de la primavera y la oportunidad de ver a los miembros de la familia real a corta distancia también es irresistible año tras año para locales y turistas. Varios miles de personas acuden cada 30 de abril para celebrar al monarca en el patio exterior del Palacio Real.

El rey nunca sonríe ‘tan ancho de boca’ en público como en las fotos que la oficina de prensa de la Corte cuelga en el sitio web de las celebraciones de cumpleaños. Es también el momento en que niños que vienen con dibujos, flores y regalos pueden tomar al rey de la mano y a veces hasta conseguir un abrazo. Es como si el Rey Carl Gustaf necesita de este amor incondicional y abierto para tener fuerza para continuar en el cargo.

Carl Gustaf Folke Hubertus, Rey de Suecia, duque de Jämtland, ascendió al trono a los 27 años, el 15 de septiembre de 1973. Pronto él ha sido rey durante 40 años.

Él tiene una buena oportunidad de convertirse en el rey récord histórico sueco. Su bisabuelo, el rey Gustav V reinó durante 43 años. V-Gurra vivió más de 90 años, así como el abuelo del rey actual Gustav VI Adolf. Habida cuenta de sus genes, su estilo de vida saludable y su esbelto físico, Carl Gustaf bien puede llegar a cumplir 100 años antes de que sea hora para la hija Victoria de asumir el cargo.

Porque es así como funciona una monarquía. El rey o la reina rigen hasta que él o ella mueren.

Como el propio rey, dijo en una reciente entrevista:

– Es la costumbre que el monarca lleve a cabo su trabajo mientras él esté en su sano juicio.

Nuestro actual rey irá a afectar a Suecia y a los suecos durante muchas generaciones. Pero estuvo colgando por el pelo que la dinastía Bernadotte, y con ello la familia real sueca, fuese a continuar viviendo como tal cuando Gustav V era rey, el nieto y el príncipe heredero Gustav Adolf tuvo cuatro hijas, y regía la línea masculina de sucesión.

Así vino Carl Gustaf.

kungebokenEl pequeño niño fue desde el nacimiento entrenado a fondo para el trabajo venidero. Pero la enfermera de los niños ha contado que la hermana menor Cristina una vez vino llorando y dijo que Carl Gustaf le había pegado cuando ella había dicho que él iba a ser rey cuando fuese mayor.

“Yo no voy a ser rey, voy a ser trabajador”, se dice que dijo el principito.

En su lugar ocurrió la catástrofe, cuando Carl Gustaf apenas tenía nueve meses de edad. Su padre murió en un accidente aéreo, y él llegó al trono casi una generación antes de tiempo.

En una entrevista con la agencia de noticias TT ante el día de su 65 cumpleaños describió Carl XVI Gustaf su primer tiempo como rey como notable. Él estaba educado a ponerse de pie cuando gente mayor entraba en la habitación.

– Por supuesto que me levantaba siempre, yo era el más joven. Pero entonces se levantaban en cambio los otros y entonces se puso la cosa muy complicada.

Pero él no percibió los primeros años como los más pesados. Llegaron más tarde.

– Hubo un período cuando uno flotaba como en el medio, cuando no se era ni joven y podía ocultarse detrás de eso ni se era suficientemente experimentado y de edad.

Él hubiera deseado haber adquirido una educación, y haber sido más curioso y preguntado acerca de las cosas.

– Entonces yo era demasiado joven y demasiado tímido. Yo era muy tímido. He sido tímido durante toda mi vida.

En el estudio de las elecciones en 1976 después de que la nueva Ley de la Constitución entrara en vigor, que se llevó los últimos restos del poder de la Casa Real, expuso SCB la pregunta sobre el introducir república en Suecia. Un 69 por ciento se oponían. Durante el reinado de Carl XVI Gustaf esa cifra ha erosionado lentamente hacia abajo.

Tras el escándalo del libro real “Den motvillige monarken” -“El monarca a su pesar” el otoño pasado, era sólo el 54 por ciento de los suecos, que querían mantener la monarquía según el Instituto SOM en Gotemburgo.

El Instituto ha desarrollado desde 1995 una llamada ‘medida de equilibrio’ que muestra el número de suecos que ha disminuído de los que tienen confianza en la familia real con aquellos que tienen poca confianza.

El año pico de 1998 la cifra fue de +46, sólo las universidades y colegios tenían una mayor confianza entre una serie de instituciones sociales. Este otoño la cifra se había reducido a +8.

Y después de que el monarca reinante invitara al pueblo sueco a una gran fiesta de boda, que envolvió a la capital en un vértigo realista de varios días.

¿Cómo va el rey a invertir la tendencia? Ahora que es recién pensionista y va a continuar gobernando la casa real después del lema “För Sverige – i tiden” – “Por Suecia – en el tiempo” como -60 -, 70 -, 80 -, 90 – y tal vez 100 añero?

Puede ser complicado. Porque su hija Victoria y el yerno Daniel, de acuerdo a encuestas coherentes son más populares que el rey.

KungafamiljenPero él tiene una pocas cartas de triunfo en la mano.

La confianza en la familia real ha alcanzado sus picos cuando el rey se ha vuelto hacia el exterior, hacia la sociedad. Después del incendio de la discoteca en Gotemburgo en 1998, cuando el rey y la reina visitaron el lugar del accidente en Backaplan (Barrio de la Isla de Hisingen).

Tras el tsunami en 2005, cuando el rey pronunció un discurso conmovedor sobre el dolor después después de su propio padre.

“Pensad si yo, como el rey en los cuentos de hadas, podría poner las cosas bien y terminar la historia con que luego vivieron felices para siempre”, dijo entonces.

Aquellos que se encuentran con el rey en la realidad en diferentes contextos, son testigos de esta combinación de compasión y auto-distancia, que rara vez se ve cuando es entrevistado en la televisión. Cuando aparece en público da a menudo la impresión de una persona rígida, nerviosa, que no se siente cómoda en su papel – un monarca, aparentemente a su pesar.

Pero en la gran serie documental del canal de TV TV4 sobre “La familia Bernadotte” el año pasado se vio a un hombre con confianza y poder, que hablaba coherente y comprensible, entre otras cosas, de su amor por la agricultura en la finca Stenhammar,* que él ha arrendado desde que tenía 19 años y allí donde puede ser justo un “trabajador”.

El cineasta Gregor hombre Nowinski consiguió llegar cerca de la persona Carl Gustaf, lo que ningún otro periodista lo había conseguido antes, durante casi 40 años. Puede ser porque justo los periodistas tienen una actitud extremadamente negativa a la familia real.

Cuando el Instituto SOM llevó a cabo una medida de equilibrio en términos de confianza de los periodistas hacia la familia real mostró un  -33. De las 21 encuestadas instituciones sociales tenían los periodistas los que menos confianza en la casa real. Esa posición fue lo que más diferenció de la que la gente común tenía.

Esta diferencia se hizo muy clara cuando el rey el pasado otoño comentó sobre el libro que escribió sobre sus supuestas amantes. Su conferencia de prensa en el bosque de alces fue burlada por los columnistas y expertos en relaciones públicas.

Las reacciones de la gente común fueron muy diferentes.

“Creo que vimos una imagen de una persona real, bajo presión, pero que hace lo mejor que puede”, envió por correo electrónico Margareta Selander en Åre a Expressen.

El rey dijo en la única entrevista que dio antes del 65 cumpleaños, que él cree que consiguió sacar adelante su mensaje en la conferencia de prensa en el bosque de alces.

– Yo sabía exactamente lo que iba a decir, dijo a la reportera de TT Sofia Tanaka.

También comentó sobre la caída en las encuestas:

– Yo no cazo porcentajes, yo no soy político. No es la forma del día la que yo persigo,sino que es a largo plazo. Siento que tengo una gran confianza del pueblo sueco. [expressen.se]

* Una granja de ganado que año tras año sobrevive gracias a la ayuda de los contribuyentes (50 millones de coronas) y de 3 y pico millones de euros de la UE. [EU-miljoner räddar kungens köttaffärer – Metro]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*