Por eso creemos que mienten

Instinto humano el conspirar

world_trade_center_1El conductor del taxi en Washington se apresuró a pedir disculpas, “es realmente vergonzoso que el presidente Obama tenga que mostrar su certificado de nacimiento porque algunos ‘chocholos’ dicen que nació en Kenia”. Estuve de acuerdo y me alegré de que al menos un estadounidense tuviese una distancia saludable a todo tipo de teorías de conspiración.

Pensé yo – hasta que continuó: “Pero los de la derecha en los EE.UU. están locos, you know, incluso hay indicios de que fueron ellos mismos – Bush y Cheney – quienés estuvieron detrás de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, y no Osama bin Laden”.

Birthers y Truthers, la creencia de que el aterrizaje en la luna fue falso, o que los extraterrestres son escondidos, o que el mundo está gobernado por judíos, colusión, la CIA o lagartos. Hay teorías de conspiración sobre todo, y curiosamente muchos creen en ellas. ¿Por qué?

La política se hace a menudo a escondidas o sea que un sano escepticismo contra el poder puede hacer que se vea una agenda oculta detrás de todo. Todas las conspiraciones no son fantasías.

Donde la política siempre ha sido formada por golpes y acuerdos secretos son las teorías de conspiración lo más comunes, como en Rusia y Oriente Medio. Que se haya vuelto cada vez más común en sociedades democráticas puede verse como un signo de creciente desconfianza contra la élite también aquí.

Pero la tentación tiene que ver con cómo funciona el cerebro humano. Una de las primeras cosas que los niños aprenden es la relación causa-efecto – si se hace algo tendrá consecuencias, y grandes causas a menudo tienen graves consecuencias. Las teorías conspirativas se basan a menudo en la suposición inconsciente de que los grandes eventos deben tener un motivo grande, dramático.

El psicólogo británico Patrick Leman ha probado esto mostrando a estudiantes historias de artículos de noticias falsos sobre un presidente en un país extranjero que es abatido.

En una versión él muere, en otro caso no acierta el disparo y en un tercero falla el disparo, pero muere después de un ataque al corazón. Luego los estudiantes obtuvieron la pregunta de quién fue el autor. Elllos creían en un loco solitario si el presidente sobrevivía, pero que más bien se trataba de una conspiración en caso de que muriera – aunque muriera de un ataque al corazón.

Y como un signo de cómo los teoréticos de conspiración se vacunan contra hechos fue pronto acusado Leman ​​de investigar sobre esto porque él es parte de la gran conspiración (la que ahora sea). [metro.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*