Noruega fue arrastrada bajo un coche 4 kilómetros

norgSólo después de cuatro kilómetros descubrió la mujer de 29 años de edad que una persona había quedado atrapada bajo su coche. Bajo el coche se encontraba la niña noruega de 13 años de edad Susanne Auke con lesiones que amenazaban su vida. Pero la mujer no llamó a una ambulancia. En lugar de eso ella tomó cuatro tranquilizantes y llamó a su marido.

Ahora el juicio ha comenzado en contra de la mujer acusada.

Fue cuando Susanne Auke íba en bici de la escuela en Slemmestad en Røyken a su casa en junio de 2009, cuando un camión la atropelló. En recorrido de cuatro kilómetros fue arrastrada después debajo de otro coche que circulaba por el lugar de la colisión.

La conductora del coche, una mujer de 29 años de edad, es sospechosa de negligencia grave en el tráfico y por haber dejado a Susanne Auke en situación de indefensión.

– El tiempo era terrible. Llovía con violencia, pero yo conducía como de costumbre, sin pensar en algo especial, explica la mujer en la sala del juicio el lunes, según Vg.no.

La mujer dice que ella no se dio cuenta que el camión en frente había atropellado a una persona.

– El coche de delante comenzó a conducir de nuevo, y yo sentí que mi coche pasó por encima de algo. Miré por el espejo retrovisor para ver había conducido sobre algo, pero no vi nada. Me di cuenta de que otro coche conducía detrás de mí. Pensé que tal vez se trataba de un agujero grande en la carretera y continué con normalidad. El coche conducía como de costumbre, y no sentí ninguna resistencia, dice la mujer según Vg.no.

Ella explica que vio “algo pequeño” en la carretera justo antes de que pasara por encima de ‘ello’, pero dice que ella no entendió lo que era. Fue primero cuando aparcó en su casa en Asker que hizo el descubrimiento lúgubre.

– Vi un zapato que salía por delante debajo del coche y me entró el pánico ya que no sabía lo que había debajo. Se me ocurrió que podría ser una persona, pero yo no entendía cómo la persona fue a parar allí, dice.

La mujer, que no llamó a la policía después del descubrimiento, dijo que se quedó en fuerte estado de choque y que tomó cuatro tranquilizantes y llamó y gritó a su marido diciéndole que eventualmente había una persona debajo del coche.

El esposo de inmediato se sentó en su coche y siguió hablando con su esposa que estaba tendida en el suelo en el apartamento de la pareja. Cuando el marido giró al aparcamiento, vio que había una adolescente debajo del coche de su esposa.

– Cuando se acercaba a la casa dijo: “Oh, Dios mío,” cuenta la 29 añera en el juicio.

De inmediato él llamó a una ambulancia.

Susanne Auke sobrevivió, pero sufrió heridas muy graves y hoy, dos años después del accidente, todavía necesita cuidados sanitarios.

Susanne se oirá en el juicio mañana, martes, escribe Vg.no. [expressen.se]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*