Martin Jetpack: El futuro del transporte aéreo personal

Una mochila vuela sobre los atascos

Una empresa de EEUU comercializará el artilugio en otoño

martin-jetpack1Los largos atascos al volante son cosa del siglo pasado para el ingeniero neozelandés Glenn Martin. El fundador de Martin Aircraft está empeñado en demostrarlo comercializando un nuevo medio de transporte: el Jetpack, una mochila voladora muy parecida a las que veía en la serie infantil The Jetsons (Los supersónicos) cuando era pequeño. “Con cinco años, pensaba que las mochilas voladoras eran reales”, confiesa Martin. Después de 30 años de dedicación casi exclusiva, ha logrado convertirlo en una realidad que llegará al mercado estadounidense a finales de este mismo año.

Al principio, Martin y su socio Richard Lauder sólo planeaban fabricar diez unidades al año por un precio cercano a los 100.000 dólares pero, gracias a un acuerdo por valor de 12 millones con una gran compañía aeronáutica cuyo nombre prefiere no desvelar, finalmente producirán 500 unidades con un precio de venta al público de 75.000 dólares (56.000 euros). Lauder, cofundador de Martin Aircraft, afirma que en tres años pueden generar un beneficio cercano a los 100 millones de dólares. “Para nosotros es un excelente movimiento comercial”, asegura el responsable de ventas de la compañía, quien añade que les ha sido sencillo encontrar un socio porque “hay un mercado considerable”.

Se producirán 500 unidades que se venderán por unos 56.000 euros

Para el diseño del Jetpack, el primer propulsor individual con una vertiente comercial, Glenn Martin se inspiró en todas las aproximaciones fantásticas que se hicieron a lo largo del siglo XX tanto en el cine como en los cómics. Superhéroes comoRocketeer o Iron Man, o el cazarrecompensas de La guerra de las galaxias Boba Fett popularizaron un ar-tilugio que llegó a protagonizar la apertura de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984. Sean Connery, en el papel de James Bond, fue uno de los afortunados en probar la primera mochila voladora, conocida por el nombre de Bell Rocket Bell, en la película Operación Trueno (1965). Sin embargo, aquel prototipo tenía un gran defecto y es que sólo era capaz de volar durante 26 segundos, puesto que su carga era a base de peróxido de hidrógeno. Tomando aquel diseño como inspiración, Martin se propuso mejorarlo e inventar una mochila capaz de volar 100 veces más tiempo. […] [ROBERTO ARNAZ/publico.es]

El auto volador y el iPad, entre los grandes inventos del año

 

martinjetpack.com

Martin Jetpack

Company to sell ‘world’s first practical jetpack’ for $75000 (w …

Personal Flight Vehicles – Glenn Martin’s Jetpack (VIDEO)

Jetpack Video: Glenn Martin inventor – jetpacks start production …

– [ Översätt den här sidan ]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*